28 de marzo de 2018

Las imágenes del fotógrafo John Robert Jahns

Hoy os quiero descubrir las sorprendentes y preciosas imágenes del australiano John Robert Jahns, quien es un artista digital, fotógrafo y director de arte que hace unas manipulaciones fotográficas que son una maravilla.

Es considerado uno de los 50 mejores fotógrafos del mundo en el ámbito de la creación digital contemporánea.

En los premios "Top 100 fotógrafos en la web 2016" consiguió quedar en el puesto número 13 y en la categoría de arte quedó el primero, lo cual no es de extrañar vistas las imágenes, que por supuesto voy a compartir con vosotros a continuación.


En sus fotografías realiza montajes de todo tipo incluyendo paisajes, ciudades, animales, naturaleza, personas... que nos transportan a una realidad de ensueño que nos puede llegar a hacer dudar de qué es real y qué no, ya que estas imágenes están tan bien hechas que no parecen montajes en absoluto.

John Jahns: "Creo que algunos animales agregan un gran toque místico a un entorno". "Espero que puedan soñar por un momento cuando miran mi trabajo y pueden olvidarse de sus ajetreadas vidas. La gente debería soñar más a lo grande y realmente darse cuenta de que esta es la única vida que viven, y convertirla en la mejor aventura".













  



PD: he intentado buscar más información sobre John Jahns para ponerla en esta entrada e incluso su biografía y la verdad es que apenas he podido encontrar nada de él.




La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

13 de marzo de 2018

Martes 13 y la mala suerte

Quizás no os hayáis dado cuenta, pero hemos tenido dos meses seguidos con martes 13: el mes pasado y este, siendo más concretamente ese día hoy. Por eso, aquí tenéis esta entrada especial sobre los martes 13.

En España, Grecia y algunos de los países de América Latina el martes 13 es considerado como un día de mala suerte.


¿POR QUÉ DÍA 13?

En la historia occidental, se habla de los 13 asistentes a la última cena de Jesús. Justamente Judas, quién lo traicionó, no debería haber estado allí, por lo que los asistentes tenían que ser 12.

Una leyenda escandinava cuenta que en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal era el decimotercer invitado.

En la Kabbalah judía se habla de 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas; en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al Anticristo y a la Bestia de siete cabezas.

En el Tarot, el número 13 hace referencia a la muerte y a la desgracia eterna. 

Otra razón para catalogar al número 13 como de mala suerte es el hecho de que va después del número 12, considerado como el número perfecto. El año tiene 12 meses, cada jornada se divide en día y noche de 12 horas cada una, por eso es que las 12 marcan un momento importante del día.

Para los mayas era una cifra considerada como sagrada porque representaba las trece fases lunares.

Y muchos países occidentales consideran que el trece atrae a las malas energías.

¿POR QUÉ MARTES?

El martes 29 de mayo de 1453, cayó la ciudad de Constantinopla. Según parece, el papa y las repúblicas de Venecia y Génova enviaron una flotilla de ayuda a la ciudad sitiada, pero ésta caería antes de que llegaran. Cuando la flota de socorro iba a entrar por el estrecho de los Dardanelos, se cruzaron con unos pocos barcos de refugiados que huían de la ciudad conquistada; al preguntar cuándo había caído, éstos respondieron que el martes. La caída de Constantinopla supuso un profundo trauma para las potencias cristianas, y el día de su caída, el martes, asociado además a Marte, dios de la guerra romano, pasó a considerarse de mala suerte.


Los martes en la mitología romana se consideraban días de mal agüero para emprender cualquier asunto importante, ya que se ha asociado durante mucho tiempo a la violencia y la sangre por el color rojo del astro. Si además de martes caía en 13, el temor a que sucediera una desgracia aumentaba.


EFECTOS


Esta creencia de que el número 13 da mala suerte hace que los apartamentos ubicados en el piso 13 sean más económicos. Incluso, hoteles y aeropuertos, evitan el 13 en habitaciones o puertas de abordaje respectivamente, llegando a ser la fila 13 de los aviones la menos requerida.



FOBIAS

Incluso, existe una fobia al número 13, llamada triscaidecafobia. Quienes la sufren no sólo evitan hacer cosas importantes el día 13 de cada mes, como casarse o viajar, sino que tampoco salen de su casa. Por otro lado, el miedo al martes 13 se llama trezidavomartiofobia.



REFRANES


"En trece y martes ni te cases ni te embarques ni vayas a ninguna parte."

"Martes, ni te cases ni te embarques, ni de tu familia te apartes."

"En trece y martes, ni te cases ni te embarques."

"En martes, ni tela urdas ni tu hija cases; ni la lleves a confesar que no dirá la verdad."

"Para un hombre desgraciado, todos los días son martes."

"Cada martes tiene su domingo."

«Si quieres que tu gallina buenos pollos saque, no le pongas trece huevos ni la eches en martes»

Fuentes: Wikipedia/Martes_13wikiquote/Martesheraldo.esvix.commuyhistoria.eslavoz.comokdiario.com, imagen recibida por WhatsApp



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

4 de marzo de 2018

Black Panther (2018)

¡Hola a todos! ¿Qué tal estáis? Yo vengo con muchas ganas de hablaros de la película Black Panther, que fue estrenada en cines hace unas semanas en España y que me gustó mucho cuando la vi.


Para empezar, he de decir que he visto muchas películas de superhéroes y estas películas por lo general me gustan o me resultan entretenidas al menos, salvo alguna que me ha gustado menos, aunque son más o menos similares entre sí. Así que después de haber visto tantas, pensé que esta película que trata de un superhéroe desconocido para mí, que lo más seguro sería una película más para pasar el rato. Y por el contrario, me sorprendió.

Lo primero que puedes ver que tiene de diferente es el hecho de que Black Panther es un superhéroe negro, como dice su apodo, y además, prácticamente todos los actores que aparecen en la película también lo son, cuando en la mayoría de las películas predominan los actores de tez blanca. Sea como sea, y aunque no conocía a la mayoría de los actores tampoco (a excepción de Forest Whitaker y Lupita Nyong'o), las actuaciones me parecieron buenas.


Dicho lo evidente, si no has visto la película hay que decir que Wakanda es un pueblo africano que te sorprende, porque esperas pobreza y sin embargo, encuentras una civilización muy avanzada tecnológicamente. Los edificios por ejemplo, parecen ser la caña (aunque alguno nos pareció que tenía el tejado de paja, lo cual es extraño).

También hay que destacar, que ahora que se quiere dar mayor visibilidad y participación a las mujeres, nos encontramos con una chica bien joven que es la encargada de crear toda la increíble tecnología que hay en Wakanda, y que ojalá algún día lleguemos a tener en la realidad, al menos en lo que se refiere a medicina, y por otro lado, nos encontramos con una espía y un ejército de mujeres guerreras fuertes e inteligentes, que se encargan de proteger a su pueblo.


Me gustó la ambientación en todo. Me gustaron las canciones escogidas porque te transportan a su civilización así como su vestimenta y sus costumbres, e incluso las imágenes y los paisajes son impresionantes. Ver a un montón de personas tranquilamente en una preciosa y gran cascada es algo que no esperas, que por supuesto asombra.

E incluso, me pareció que la historia está bien hilada porque hay momentos en los que no sabes cómo ha llegado un personaje a tal sitio o por qué sabe esto o lo otro, y como espectador te lo preguntas muchas veces al ver una película quedándote con la duda. Aquí conforme iba avanzando la película, se iban obteniendo estas explicaciones.

Como conclusión me parece una buena película en su conjunto por las actuaciones, la ambientación, la caracterización, la fotografía y la banda sonora, que ha encontrado una buena fórmula. Así que le daría un 9/10.




La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

26 de febrero de 2018

Zaragoza y sus jóvenes 2017. Fotografías Cipaj

Estamos en invierno y últimamente ha habido algunos días en los que verdaderamente se ha dejado notar por las temperaturas que han hecho, nevando en gran parte de España, salvo alguna excepción... como ha sido en Zaragoza, donde los medios de comunicación nos hicieron ilusionarnos con que nevaría y cuajarían varios centímetros y sólo vimos aguanieve durante unos minutos o al menos así fue en la capital.


Muñeco de nieve. Canfranc

Camino de Santiago. Villanúa de Jaca
El año pasado tuvo un final muy dulce porque gané varios premios. Entre ellos, un premio por estas dos fotografías relacionadas con la nieve que hice en pueblos del Pirineo. Fueron elegidas en el concurso Zaragoza y sus jóvenes 2017 para ser utilizadas en publicaciones del cipaj, y por ello, fueron publicadas en el boletín del cipaj en diciembre 2017 y en enero 2018, respectivamente. 

Para los que no los conozcáis el cipaj es un boletín para gente joven en el que aparece información sobre excursiones, becas, estudios, cursos, talleres, exposiciones, conciertos... Muchas actividades se organizan y se realizan en las casas de juventud de los distintos barrios.


Boletín Cipaj. Diciembre 2017

Boletín Cipaj. Marzo 2018



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

19 de febrero de 2018

Atardecer contigo

Atardecer contigo



Una y otra vez más, atardece y estás a mi lado compartiendo tu tiempo, tu vida y tu felicidad conmigo; mirándome, llenándome de momentos, de cariño, de confianza… pero sobre todo de tu amor porque siento que me has dado tu corazón. 


Texto: Natalia Ortiz
Fuente de la imagen: pixabay


PD: Este microrrelato lo presenté al concurso de microrrelatos sobre el atardecer de Diversidad Literaria. Como se presenta una barbaridad de gente, es dificilísimo ganar sus concursos. Sin embargo, me parece que el hecho de escribir algo corto utilizando una palabra es una idea muy interesante y podría realizar alguna entrada de este estilo.



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

13 de febrero de 2018

Mardi Gras de Nueva Orleans


Quizás hasta ahora no lo sabías, pero hoy, es el día que se conoce popularmente como "Mardi Gras". Esta fecha señalada es un día antes del Miércoles de ceniza, deriva del francés y se traduce como martes graso, porque era el último día para disfrutar de placeres carnales antes del inicio de la Semana Santa y la Cuaresma. Tradicionalmente se denomina como Martes del carnaval.


Esta fiesta se celebra en Nueva Orleans pero también en Luisiana, Mobile, Alabama y San Luis, Missouri (EE. UU.) y, aunque en muchas ocasiones las autoridades han querido prohibirla, hasta ahora no lo han conseguido.

El carnaval en Nueva Orleans comienza cada año el 6 de enero, de tal forma que los fines de semana a partir de esta fecha, y la última semana del carnaval la ciudad se engalana de morado, verde y dorado, ya que se les asocia como significado justifica, fe y poder respectivamente; y durante estos días tienen lugar desfiles para todas las edades que recorren diferentes calles de la ciudad; bailes de máscaras y carrozas, y conciertos al aire libre de artistas internacionales como locales.


La fecha en que cae Mardi Gras puede variar entre el 3 de febrero y el 9 de marzo. Al igual que en la Cuaresma, la fecha depende de cuándo cae la Semana Santa. En cualquier caso, siempre ocurre el día anterior al miércoles de ceniza, como ya hemos explicado.

Dos semanas antes del Martes de Carnaval, se puede observar un desfile diario. Los desfiles y las celebraciones de mayor colorido y elaboración tienen lugar los últimos cinco días de la temporada. En la última semana del carnaval, se suceden muchas actividades a través de Nueva Orleans y las comunidades vecinas.


Lo que me ha parecido más curioso de este carnaval es que las peñas lanzan collares baratos y juguetes a los que asisten a los desfiles, práctica que se remonta al siglo XIX. Hasta la década de 1960 la mayoría de collares eran de cristal, hechos en Checoslovaquia. A estos se les reemplazó con collares más baratos y menos frágiles hechos en Hong Kong y Taiwán y más recientemente se empezaron a importar desde China. Al haber disminuido el coste de los collares y juguetes, permite que se lancen mayores cantidades. Los collares son hechos de cuentas redondas de plástico de uno o varios colores, así son fáciles de llevar, menos pesados y más alegres.




La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

26 de enero de 2018

Vida cotidiana en blanco y negro

En los últimos años están surgiendo retos por internet y las redes sociales, algunos por diversión o por moda; otros para ayudar a los demás. Y así, de un día para otro, te encuentras a grupos de personas que aparecen en vídeos sin moverse ni hablar, ni siquiera pestañear o gente que se graba mientras se tira por encima un cubo lleno de agua helada para que la gente conozca la enfermedad del ELA y así recaudar dinero.

Cada uno es diferente, y es por eso que los fines, la relevancia y la dificultad pueden ser muy distintos. En mi caso, en los últimos días recibí un reto, que no tiene nada que ver en absoluto con los anteriores, a través de Facebook, que me pareció diferente, fácil de hacer, entretenido y con el que no se busca viralizarse.

Este reto dice, para que sepáis de qué se trata y por si vosotros queréis hacerlo también:

Día X/7 de mi reto de las 7 fotos en blanco y negro sobre mi vida cotidiana. Sin gente ni explicaciones, sólo una nueva persona retada cada día. Y mi nominado de hoy es: ___________


Día 1/7

Día 2/7

Día 3/7

Día 4/7

Día 5/7

Día 6/7

Día 7/7

Reto: Facebook
Fotografías: Natalia Ortiz



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

11 de enero de 2018

III Concurso de Microrrelatos contra la Violencia de Género

Microrrelatos violencia género

Recientemente me he presentado al tercer concurso de microrrelatos contra la violencia de género "Jóvenes con mucho que contar" que ha sido organizado por el Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) y el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) en colaboración con la Fundación Piquer.


A este concurso se han presentado nada más ni menos que 320 microrrelatos, de jóvenes de todo el territorio de Aragón de entre 14 y 30 años... 

Mi microrrelato ha sido uno de los 45 relatos seleccionados en homenaje a cada una de las 45 mujeres que por desgracia, a fecha 5 de noviembre, fueron asesinadas en España por sus parejas o exparejas, por lo que aparece junto al resto de seleccionados en un pequeño libro que se distribuirá por centros escolares con el objetivo de enseñar y ayudar a niños y a adolescentes. Así que quiero compartirlo con vosotros:


Nunca es tarde para que te amen


Dicen que cuando estás enamorado, estás ciego. Solía pensar que era un decir y que por tanto, yo era consciente de todo en mi relación. Sin embargo, llevo sólo unos meses saliendo con mi novio y ha sido tiempo más que suficiente para darme cuenta de todo aquello que no quise o no pude ver durante el tiempo que estuve con mi ex. Y es que aquellos dos años que pensaba que estaban llenos de amor y protección, en realidad estuvieron llenos de lo contrario.

Solía pensar que me aconsejaba cuando me decía la ropa que debía ponerme o que me protegía cuando miraba mis contactos en el móvil o me decía que sólo podía salir con mis amigas y nunca con chicos por lo que ellos pudieran hacerme. En aquel entonces, la carrera me resultaba complicada y tenía algunos problemas familiares, así que cuando me engordé, pensé que era normal por la situación que tenía en casa. Pero no. Todo fue por él, quien me hundía al controlarme en cada paso que daba y me decía lo que tenía que hacer, ya que según él nunca hacía nada bien.

Ahora Jorge, que no se parece en nada a él, me ha enseñado lo que es amar a alguien: es tener un espacio en común a la vez que un espacio personal, es escucharse y apoyarse mutuamente tanto en los momentos buenos como en los malos, es compartir algunas aficiones y otras no, es no imponer ni controlar, es querernos por cómo somos por dentro y no por nuestros atributos físicos, es confiar el uno en el otro y lo que ello implica, pero sobre todo he aprendido por mí misma a ser feliz y es que él se ha convertido en mi eterna sonrisa.

Microrrelatos violencia género

Espero que dentro de que la violencia de género es un tema muy triste, duro, desgarrador... os haya gustado mi relato.

Más información en 20minutos.es/concurso-microrrelatos

Fuente de las imágenes y texto: Natalia Ortiz



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

4 de enero de 2018

Consumismo navideño

Navidad, esa época del año que vivimos con tanta intensidad.


Cuando somos pequeños o tenemos niños a nuestro alrededor, me da la impresión de que vivimos y disfrutamos estas fechas con más alegría e ilusión. Papá Noel y los Reyes Magos son los más queridos y esperados por todos. Buscamos los ansiados regalos debajo del árbol o al lado de nuestros zapatos. Depende de cómo lo celebremos y de si preferimos a San Nicolás o a Melchor, Gáspar y Baltásar. Incluso, hay veces que no podemos elegir y preferimos celebrarlo los dos días. Es la ansía viva. Qué listos somos.

Hay momentos en los que esta magia se pierde o desaparece. O eso me parece. En mi caso, hace unos días estuve con mi hermano en el centro comercial que está de moda aquí (el que aparece en las fotografías). Estaba repleto. Tanto las tiendas como la parte de restauración. La gente llevaba un montón de bolsas. Todo era comprar y comprar. Tomaban algo tranquilamente o incluso hacían cola en los restaurantes. Habría de todo: personas que irían a decir que Santa Claus se había equivocado con el regalo, con la talla o incluso que estaba estropeado... algunas de ellas estarían comprando comida para las celebraciones de estos días, y otras estarían pidiendo sus regalos a los Reyes Magos.


Nuestra meta era aprovechar uno de nuestros días de vacaciones e ir a comer a un restaurante al que a mi hermano le hacía ilusión ir, y al que nunca habíamos ido, aparte de entretenernos. A mí no me apetecía ir a este lugar en concreto, pero la verdad es que no me desagradó. De hecho, me gustó y de lo que más de esa experiencia, ya que también miramos tiendas y nos resultaba un aburrimiento completo. La mayoría de lo que veíamos no nos gustaba, y cuando sí, nos dábamos cuenta de que no nos hacía falta realmente y/o que incluso era muy caro. Que una taza cueste 15 ó 18 euros es un robo.

Así que por todo lo anterior, no puedo evitar pensar en el consumismo que hay en esta sociedad. Si mis circunstancias fueran otras, probablemente yo también formaría parte del rebaño y haría exactamente lo mismo que la inmensa mayoría que vi en el centro comercial, pero no es así. No disfruto con ello. Lo admito.

No obstante, tampoco hay que engañarse, ya que es inevitable que yo también consuma, aunque sea en menor grado o lo haga de otra forma con otras actividades. 


Fuente de las imágenes: hechas por mí hace un año en Navidades en el centro comercial Puerto Venecia


La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...