7 de noviembre de 2010

El Papa en Santiago



Como se puede comprender yo no sé bien de este tema, ni he estado presente ni en Santiago ni en Barcelona, y tampoco he retenido mucha información con los momentos en los que he visto al Papa visitando España. Por lo que he buscado y recopilado información sobre la visita, ya que me parece un hecho importante y único para nuestro país.

[Sábado 6 de noviembre]
El Papa llegó con cinco minutos de antelación sobre el horario previsto al aeropuerto de Lavacolla (sobre las 11:30h). El avión tuvo que aterrizar en medio de una espesa niebla que hizo temer por el programa de la visita, puesto que algunos vuelos regulares tuvieron que ser desviados por la escasa visibilidad.


El Príncipe Felipe y la princesa Letizia recibieron al Pontífice a pie de la escalerilla del avión. En su alocución de bienvenida, don Felipe situó también la visita del Papa en el contexto de los valores cristianos: "En Vuestra llegada a estas tierras quiero reiteraros nuestro enorme aprecio por Vuestro compromiso con la paz, la libertad y la dignidad del ser humano. Nos reconforta muy especialmente en los tiempos complejos y de crisis que vive el mundo. Tiempos en los que la guerra y el terrorismo, el hambre y la pobreza, la injusticia y el dolor, requieren de la firmeza, del compromiso personal y del esfuerzo de los gobernantes de la tierra y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad."

Durante su discurso, don Felipe confesó que tanto él como la Princesa sienten “un gran honor y una alegría especial” por su visita a España: "Muchas gracias Santidad por volver a nuestro país y brindarnos la serenidad de sus palabras". El Príncipe también hizo referencia al peregrinaje a Santiago: "Se ha convertido en verdadero símbolo de concordia, de fraternidad y de solidaridad", que "promueve valores y abre los espíritus; nos convoca a la reflexión y al reencuentro con nosotros mismos; nos invita a superarnos, a afrontar retos y a alcanzar nuevas metas".


Por su parte, el Papa quiso agradecer en primer lugar al Príncipe Felipe sus palabras de cariño en representación de toda la Familia Real Española. "Vengo como peregrino en este Año Santo y espero que este viaje a Santiago de Compostela y Barcelona sea del todo fructuoso", declaró. Durante un discurso en el que habló tanto en castellano como en gallego, Benedicto XVI ha confesó que siente "una profunda alegría por volver a España".

El Papa y los Príncipes de Asturias escucharon emocionados el himno oficial del Vaticano, compuesto en 1869, y el español.

 



Tras ser recibido por los Príncipes de Asturias, el Santo Pontífice también saludó a numerosas autoridades como el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba; el ministro de Fomento, José Blanco; el ministro de Justicia, Francisco Caamaño y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez-Feijoo. Una vez finalizadas las audiencias, partió con el papamóvil hacia Santiago de Compostela.

Hacia las 17:00 horas, el Pontífice recorrió la plaza del Obradorio en el papamóvil para después oficiar la Eucaristía con motivo del Año Santo, en la que participaron 90 obispos y 600 sacerdotes. Ante él se colocaron siete mil sillas, seis mil para público en general y mil más para autoridades, séquitos e invitados. Incluso, se distribuyeron pantallas de televisión por diez puntos de la ciudad. Y es que cientos de personas de todos los rincones de España no quisieron perderse esta oportunidad única de presenciar la liturgia oficiada por Benedicto XVI. Además, el Santo Padre se encontró con algunos de los fieles que han culminado su peregrinaje a Santiago de Compostela.



En el interior de la catedral, el Papa abrazó la imagen de Santiago y dijo en el templo que la Iglesia "está al servicio de la verdad y de la libertad". El Papa dijo ante un millar de personas reunidas en la catedral compostelana que "Al abrazar la imagen, pidió por todos los hijos de la Iglesia", a los que también manifestó que se encontraba allí "para confirmar en la fe" a los cristianos.
Dato de interés: Los vecinos del municipio de Ponteareas (Pontevedra) prepararon para el Papa un regalo muy especial: una alfombra de flores. El tapiz tenía una superficie de 120 metros cuadrados y se colocó en la Plaza de la Inmaculada ante el Arzobispado, para que fuera pisada por el Papa en el único tramo que recorrió a pie durante su visita a la Ciudad del Apóstol.




La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...