25 de noviembre de 2010

El príncipe de Zamunda [1ª parte]

Es una película de 1988, con 107 minutos de duración contados por mí, de la productora Paramount Pictures y nominada a dos Oscar: el de Mejor vestuario y el de maquillaje.

Eddie Murphy interpreta a Akeem, el príncipe de Zamunda (un reino africano).
La película comienza el día de su vigésimo primer cumpleaños, un día diferente para él porque en tal fecha tiene que conocer a la mujer con la que se casará; una mujer a la que no ha visto en su vida, al igual que hizo su padre a su edad.
Sin embargo, Akeem es un príncipe  que nunca se ha atado los zapatos, que nunca se ha cepillado los dientes, que ni siquiera se baña por sí solo, que no conoce otro lugar que Zamunda y que por supuesto, no ha trabajado en su vida.

No comprende por qué al andar tiene que caminar por los pétalos de rosa que lanzan unas sirvientas a su paso… No le gusta y lo ve innecesario. Él sabe que sin pétalos seguiría siendo el hijo del rey.
Cuando el rey le pregunta qué le preocupa durante el desayuno, le dice que en primer lugar son los pétalos de rosa por lo que ya he explicado, pero después añade: “Padre no es sólo eso. Es todo… Que me hagan la comida, que me atiendan, que vistan, que me bañen… sólo por una vez me gustaría guisar para mí, cuidarme yo mismo, vestirme yo mismo, limpiarme el trasero, ¿y por qué no puedo elegir a mi propia esposa?”. Los reyes le responden a la pregunta y él les contesta desatando el siguiente diálogo que me parece importante destacar:
Akeem: Cuando yo me case quiero que la mujer me ame por ser cómo soy, no por ser quién soy.
Rey: ¿Y quién eres tú?
Akeem: Soy un hombre que nunca se ha atado los zapatos.
Rey: Te equivocas. Eres un príncipe que nunca se ha atado los zapatos. Créeme, yo me até los zapatos una vez y esa experiencia carece de importancia.

Lo que realmente quiere Akeem es ver mundo, trabajar, cuidar de sí mismo sin que nadie le haga nada, pero sobre todo, conocer a una mujer que él quiera de verdad y que ella también le quiera. Nada de una mujer que le impongan por ley y que ha sido preparada para servirle en todo lo que le pida desde el momento en que ésta nació, incluso órdenes absurdas como saltar a la pata coja o ladrar hasta que el joven príncipe no diga la palabra mágica “para”. Una mujer sin ningún tipo de opinión, ya que solamente afirma que le gusta lo que a él porque así le han enseñado a ser. Sí… en definitiva, una mujer con la que no se puede mantener una conversación siquiera.
Una frase que dice Akeem conversando con su amigo es: “Sólo los perros deben obedecer. Si de veras amas a tu esposa, valorarás sus opiniones
Así que cuando llega el día de la boda, él rechaza casarse y le pide a su padre que le deje irse de viaje durante unos días. Llegan al acuerdo de que estará cuarenta días de viaje y que a su regreso, se casará con ella.

Akeem y su mejor amigo viajan a Nueva York, un lugar donde nadie le conoce y donde piensa que podrá encontrar a una mujer que le quiera cómo es y no por su riqueza. La verdad es que la llegada al aeropuerto es todo un espectáculo porque les siguen nada más ni nada menos que nueve sirvientes con maletas (que se pueden contar durante una escena)… por lo que el taxista que transportará a los dos amigos hasta su alojamiento se queda muy sorprendido y al verlos tan bien vestidos y con tantas pertenencias, pensará que lo mejor es llevarlos a una de las mejores zonas de la ciudad. Sin embargo, Akeem tiene las ideas muy claras y quiere vivir modestamente, por lo que le pide que les lleve a una zona muy pobre.
Al llegar, piden una habitación y mientras tanto, unos ladrones les roban las maletas. No se enfada ni le importa en absoluto. Es más, considero que hasta le agrada.


Fuentes: Google imágenes y Natalia Ortiz

[Si quieres saber más sobre Akeem en Nueva York, si encuentra a la mujer que busca o si regresa a su país, entre otras aventuras y propósitos... continuará]


La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

6 comentarios:

  1. Hola Natalia; he visto la peli jejeje, Eddi Murphy no es un actor que me guste mucho pero bueno...la he visto, un fuerte abrazo compi.
    En cuanto a poner el nombre en las fotos lo hago con CS3 y es muy facil, en la barra de herramientas de la izquierda lo tienes, pones tu nombre y le das el tamaño y el estilo de letra que deseas y a esta, en fin eso es todo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Seva. Yo prefiero a otros actores puestos a elegir jeje, pero no me pareció mala su interpretación en la película y sobre todo la primera parte de la película me gusta.
    Gracias :) Lo miraré cuando pueda. Es que me llamó bastante la atención cómo lo ponías porque no es la forma habitual, que yo sepa.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. Buaa, esta pelicula la vi cuando era bastante pequeña y recuerdo que me hizo bastante gracia, pero tendría que verla otra vez para acordarme bien xD
    Estaré atenta de tu próxima entrada para ver si se me refresca más la memoria ;)

    ResponderEliminar
  4. Yo la había visto hace algún año que otro y después... cada vez que la sacaban por la televisión o me daba cuenta tarde o veía un trozo... y esta última vez que salió la vi y la grabé en el disco duro. Total, que la he visto 3 veces seguras desde entonces jajaj.
    De acuerdo :)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. No la he visto, aunque me han dado la paliza varias veces para que la vea... tendré que darle una oportunidad xD

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...