5 de febrero de 2011

Santa Águeda

Santa Águeda poseía todo lo que una joven suele desear: Una familia distinguida y belleza extraordinaria. Pero atesoraba mucho más que toda su fe en Jesucristo. Así lo demostró cuando el Senador Quintianus se aprovechó de la persecución del emperador Decio (250-253) contra los cristianos para intentar poseerla. Las propuestas del senador fueron resueltamente rechazadas por la joven virgen, que ya se había comprometido con otro esposo: Jesucristo.




Quintianus no se dio por vencido y la entregó en manos de Afrodisia, una mujer malvada, con la idea de que ésta la sedujera con las tentaciones del mundo. Pero sus malas artes se vieron fustigadas por la virtud y la fidelidad a Cristo que demostró Santa Águeda.

Quintianus entonces, poseído por la ira, ordenó que la torturaran con el máximo rigor, a todo lo cual Águeda respondía con firmeza y alegría. Es famosa respuesta de Santa Águeda: "Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar en una mujer el mismo seno con el que de niño te alimentaste?". Enfurecido el impío gobernador mandó que le oprimieran los senos brutalmente y luego se los cortaran, enviándola nuevamente a prisión y privándola de alimentos y atención médica. La santa fue confortada por el auxilio del Señor y se dice que San Pedro la visitó y milagrosamente, la sanó. Pero las torturas continuaron por parte de aquel cruel funcionario, que determinó que desnuda fuera arrojada sobre carbones encendidos en Catania, Sicilia (Italia). Y después, recluída en un lóbrego calabozo donde luego de una ferviente oración expiró. 

 

Según la tradición, en una erupción del volcán Etna, ocurrida un año después del martirio de Santa Águeda (c.250), la lava se detuvo milagrosamente al pedir los pobladores del área la intercesión de la santa mártir. Por eso la ciudad de Catania la tiene como patrona y las regiones aledañas al Etna la invocan como patrona y protectora contra fuego, rayos y volcanes. Además de estos elementos, la iconografía de Santa Águeda suele presentar la palma (victoria del martirio), y algún símbolo o gesto que recuerde las torturas que padeció.

Tanto Catania como Palermo reclaman el honor de ser la cuna de Santa Águeda. En algunos lugares, el "pan de Santa Águeda" y agua son bendecidos durante la misa de su fiesta.

La Iglesia de Santa Águeda en Roma tiene una impresionante pintura de su martirio sobre el altar mayor.

Fuentes: http://www.corazones.org/santos/agueda.htm
http://www.sagradoweb.com/santos/agueda/index.htm, Google imágenes



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

12 comentarios:

  1. Lo que está claro es que nunca te irás de este blog sin aprender algo nuevo.
    Que interesante!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Curiosa entrada, siempre se aprende algo que no conocía.

    besos

    ResponderEliminar
  3. I wish you had a translation on your blog so I could read and enjoy it more.

    ResponderEliminar
  4. No tenía ni idea de la historia de santa Águeda, y me ha parecido muy curiosa; cuantas torturas padeció y que cruel el senador Quintianus.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Jaja, gracias Bruma :) Me alegro. Y para que los demás aprendáis, yo he investigado y aprendido lo mío también :P Un beso ^^

    Gracias Carver :) Yo voy aprendiendo bastante investigando. Besos

    Hi Abraham! I have already put the translator on the blog. I hope you like :)

    Hola Raquel! La verdad es que yo tampoco sabía de toda historia hasta que no la he investigado. El senador era un ser despreciable hablando claro... lo que no entiendo es porque se andó con tanta tortura pudiendo hacer lo que quería obligándola, como tantos otros.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. La historia es bastante interesante la verdad.
    Lo del volcán si me sonaba pero lo de Santa Águeda ni de lejos jaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ah, yes, I found the "translator" this morning and was able to read your blog again. Thanks for that.

    ResponderEliminar
  8. Que mal llevaban antes los rechazos, joer con la pobre Águeda, si es que no se puede ir con la vida con virtud, jaja. No sabía que aa nada de la vida de esta santa, pero es curiosa.
    Un beso
    :)

    ResponderEliminar
  9. Hola, amiga Natalia... Has creado una entrada interesante, divertida. Me ha gustado mucho...!!
    Respecto a la historia de la mártir Agueda, me era desconocida.
    Gracias por compartir, gracias por la naturalidad que intuyo te caracteriza..., gracias por visitar mi blog y dejar en él tan bellos comentarios.
    Un besito para ti y otro para Carolina.

    ResponderEliminar
  10. Hola Jennifer! A mí, por el contario, no me sonaba nada lo del volcán. Saludos :)

    De nada Abe :) Nos iremos leyendo.

    Desde luego, pobre Santa Águeda, qué mal estaba la gente... ¡Y que no les condenaran ni nada!
    Me alegro de que te guste ^^ Un beso Ana!

    Hola María José :) Me alegro de que te guste, pero con entrada divertida, ¿te refieres a la de Santa Águeda?
    Yo la he conocido mejor al investigar para la entrada. No sabía casi de ella, la verdad.
    Vaya, de nada :) Aunque me llama la atención lo de la naturalidad que intuyes. Nos iremos leyendo, como siempre :)
    Gracias ^^ Un beso

    ResponderEliminar
  11. Una historia muy interesante!!!
    (La "teta" tiene una pinta estupenda!!!!)
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Jajajaj, la verdad es que sí ^^ Me alegro de que te guste :) Aunque espero que la próxima vez la fotografía esté hecha por mí.
    Besos :)

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...