18 de marzo de 2011

¿Cómo hacer un regalo? [1ª parte]

Esta entrada trata sobre un día antes de navidad en el que Elsa Punset estuvo en el programa El Hormiguero hablando sobre los regalos por la época que era. Por ser muy larga y parecerme adecuado, habrá una segunda parte.


A mí, me pareció interesante, y al fin y al cabo, el tema de los regalos es aplicable en cualquier época del año, así que aquí está. Además, concretamente mañana es el día del padre, así que tampoco va mal, ¿no? =P
Porque los regalos tienen mucho peligro, más de lo que creemos…
Según Elsa Punset, “sobre todo un mal regalo porque si lo que pretendes con tu regalo es comunicar afecto, interés, agradecimiento, cuidado…  este regalo puede convertirse en un arma de doble filo. Podrías gastar tiempo y dinero y sólo conseguir que el otro se sienta muy decepcionado".
¿Por qué le damos tanta importancia al regalo? "Porque todos queremos básicamente que nos comprendan, que alguien nos comprenda de verdad".
"Las investigaciones revelan que solemos enamorarnos de personas que se parecen a nosotros de alguna manera porque nos da la sensación de que nos comprenden algo mejor. Y cuando estas parejas nos regalan algo que sí nos gusta, ¿qué nos pasa? Que sentimos esa seguridad tan agradable, de que alguien en este vasto mundo, donde me siento tan incomprendido, nos comprende de verdad. Así que cuando regalas no es sólo la intención lo que cuenta. En este caso, el refrán se equivoca."
"Lo básico para recordar es que un mal regalo es peor que no hacer regalo. Básicamente, cuando recibimos un regalo que nos parece inadecuado de una persona cercana a nosotros, ¿qué hacemos? Replantearnos la relación."
Sin embargo, esto no nos pasa a todos.

"Hay un estudio reciente de la universidad de Columbia que dice que los hombres y las mujeres actúan ligeramente distinto ante un mal regalo".
"Dice que los hombres cuando reciben un regalo inadecuado piensan que su relación va a terminar pronto porque identifican que si no le gusta el regalo, no le gusta la pareja".
"Y las mujeres, sin embargo, ponen la relación afectiva por encima de todo. Lo que hacen es ignorar, quieren creer que sus chicos son sensibles, honrados, creativos, que las apoyan, que nada es demasiado para ellas…"

Pregunta inevitable de Pablo Motos: "¿Entonces, merece la pena regalar? Igual lo más sensato es decir, ahora que llega la navidad, mira cariño, no te voy a regalar nada ahora ni en la vida".
Paz Vega: "Lo que pasa a veces es que el que regala, regala como si se regalara a él y no piensa en el otro. Ese es otro problema". Y como dice Pablo Motos: “Ahí le has dado”. Lo repito yo: “AHÍ LE HAS DADO”.
Elsa: "Ese es el dedo en la yaga. Si te importa alguien piensas en qué le regalo le haces. Un regalo es un mensaje al otro, de que el otro te importa o de que no te importa nada".
Sugerencia de Pablo: “Si no te quieres equivocar y tienes dinero, regálale un diamante”.


A pesar de todo esto, merece la pena regalar: “Lo pasas mucho mejor regalando que no regalando nada. Da más felicidad regalar. Cuidar de los demás siempre da más felicidad que pasar de los demás”.

En mi opinión: Sin ninguna duda, se pasa mucho mejor regalando, preocupándose por alguien, pensando en lo que le gusta, en comprar un regalo con ilusión, que pasando de esa persona. Puede ser incluso hasta triste. Pero cuando se hace un regalo pensando en lo que le gusta al que lo va a regalar, en vez de ponerse en la piel del que lo va a recibir, es difícil acertar y es lógico que si los gustos de ambos no coincidan, desilusionen al que lo recibe. Y si ya uno ve que no le comprenden en absoluto o que no le conocen, es totalmente chafador; tanto si es por parte de amigos como de la pareja o de quien sea.

Así que esperemos acertar cuando regalemos y que los demás acierten con nosotros =)


Fuentes: El Hormiguero, Google imágenes y Natalia Ortiz


La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

8 comentarios:

  1. Una entrada interesante, me gusta mucho la secion de elsa punset. Y puff yo cuando recibo un regalo que no me gusta intento disimular pero se me da fatal, ultimamente no han acertado mucho con lo que me han regalado, pero bueno. Y luego el pensar que le puedes regalar alguien para mi es un calvario, mañana es cumple de un amiga, y ella no le gusta muchas cosas asi que se vuelve un horror eligir algo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho Punset, me hace pensar. Yo siempre que hago un regalo pienso en las necesidades del que lo va a recibir,algo que necesite y sea útil, y si tiene de todo, un bonito detalle, para que no se sienta decepcionado. Sea como sea hay que valorar y agradecer los detalles, y no poner demasiadas espectativas, si al final los mejores regalos nos los hacemos nosotros mismos que somos los que mejor nos conocemos, es decir, nos damos un caprichito y nos alegramos solos, ¿no?
    Un beso
    :)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta un beso más que un diamante.

    ResponderEliminar
  4. Wada: Gracias :) Me alegro de que te guste. Vaya... a ver si hay más suerte las próximas veces. La verdad es que dependiendo de cómo sea la persona y lo que tenga puede ser difícil... A veces, es cuestión de fijarse en algo que se le haya estropeado, roto o que le haga falta sin más. A ver si hay suerte con la amiga :) Un beso

    Ana: Pues sí, Elsa hace pensar bastante. Algo que necesite y sea útil es una buena opción. A mí me gusta, la verdad. El bonito detalle también está bien pensado, sí. Aunque a veces es cuestión de conocer a la persona, de saber lo que le gusta, de si necesita algo porque se le ha estropeado u otro motivo. Puede que tengas razón, sí. Con un detalle que nos compremos ya somos felices, pero a veces esperas recibir algo de alguna persona que es importante para ti y a la que le has regalado algo en su día, pensando, con ilusión, con todo... y piensas que le gusta y parece que se ha acertado por la reacción y todo, pero sin embargo, luego parece que no te conocen... eso es lo que decepciona. No te haces expectativas pensando en algo maravilloso, si no en algo que te pueda gustar o venir bien... pero que te comprendan, que conozcan tus gustos, forma de ser o algo, ¿no? Eso es lo que uno quiere realmente. Un beso, Ana :)

    Tracy: Jaja, muy bien dicho. Yo también pienso lo mismo :)

    ResponderEliminar
  5. Interesante entrada, los regalos es siempre algo que hay que meditar y saber...
    besos

    ResponderEliminar
  6. Carver: Gracias por la visita :) Últimamente no nos vemos mucho por estos lugares. El tema de los regalos hay que pensarlo, sí...
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues estoy de acuerdo contigo, es más bonito regalar, pensar en la persona que lo va a recibir y hacerlo con el corazón. Pero personalmente nunca se me ha dado bien hacer regalos, me agobia porque muchas veces no sé qué regalar. Creo que el detalle ya es suficiente, si está hecho con amor.
    Un beso, Natalia.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Raquel: Sí, es mucho más bonito y alegre desde luego :) Pasar de los demás tiene hasta que entristecer.
    Si no se conoce bien a la persona, tiene de todo y bien, sin nada que se le haya estropeado y tenga peor, o incluso que sepamos que hay algo que le gusta, puede ser una complicación... Mientras el detalle esté hecho con amor, estará bien :)
    Un beso, Raquel. ¡Feliz semana a ti también!

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...