26 de abril de 2011

Historia: El escondite


EL ESCONDITE

(De por qué el amor es ciego y la locura siempre lo acompaña)


Una vez se reunieron todos los sentimientos y cualidades de los hombres.  EL ABURRIMIENTO bostezaba, como siempre, cuando LA LOCURA les propuso:

- ¡Vamos a jugar al escondite! 

LA INTRIGA levantó la ceja, intrigada, mientras LA CURIOSIDAD, sin poder contenerse, preguntaba: ¿Al escondite? ¿Y cómo es eso?

- Es un juego -explicó LA LOCURA-. Yo me tapo la cara y comienzo a contar, desde uno hasta un millón. Ustedes se esconden, y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.









EL ENTUSIASMO bailó, secundado por LA EUFORIA.


LA ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a LA DUDA, e incluso a LA APATÍA, a quien nunca le interesaba nada.


Pero no todos quisieron participar.


LA VERDAD prefirió no esconderse.
¿Para qué? Si al final siempre la hallaban. 

LA SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido suya).

LA COBARDÍA prefirió no arriesgarse.


- Uno, dos, tres... -comenzó a contar LA LOCURA- La primera en esconderse fue LA PEREZA que, como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del camino. LA FE subió al cielo. LA ENVIDIA se escondió tras la sombra DEL TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. LA GENEROSIDAD casi no alcanzaba a esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos. 



¿Que si la hendija de un árbol? Perfecto para LA TIMIDEZ.

¿Que si el vuelo de la mariposa? Lo mejor para LA VOLUPTUOSIDAD.

¿Que si una ráfaga de viento? Magnífico para LA LIBERTAD. Así terminó por ocultarse en un rayito de sol.

EL EGOÍSMO, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo... pero sólo para él.

LA MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris).

LA PASIÓN y EL DESEO se fueron juntos al centro de los volcanes.

EL OLVIDO... se me olvidó donde se escondió... pero eso no es lo importante.

Cuando LA LOCURA contaba 999.999, EL AMOR aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado... hasta que divisó un rosal. Enternecido, decidió esconderse entre sus rosas.












- ¡Un millón! - gritó LA LOCURA- y comenzó a buscar.



La primera en aparecer fue LA PEREZA, a sólo tres pasos de la piedra más cercana. Después escuchó a LA FE, en el cielo, discutiendo con Dios sobre teología. A LA PASIÓN y EL DESEO los sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a LA ENVIDIA, y así pudo deducir dónde estaba EL TRIUNFO. AL EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo, el solito salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas.


De tanto caminar, LA LOCURA sintió sed; al acercarse al lago descubrió a LA BELLEZA.


Con LA DUDA resultó más fácil todavía: la encontró sentada sobre una cerca, sin decidir aún de que lado esconderse.


Así fue encontrando a todos, AL TALENTO entre la hierba fresca; a LA ANGUSTIA en una oscura cueva; a LA MENTIRA detrás del arco iris (mentira, estaba en el fondo del océano) y hasta EL OLVIDO... que ya se le había olvidado que estaba jugando al escondite.





Pero EL AMOR no aparecía por ningún sitio.
LA LOCURA buscó desesperada, detrás de cada árbol bajo, en el fondo de las lagunas, debajo de las piedras, en la cima de las montañas. Se volvió loca buscando. Cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal. Sonriendo, tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas.

De pronto se escuchó un doloroso grito.

¡Las espinas habían herido en los ojos AL AMOR!
LA LOCURA no sabía qué hacer para disculparse.

Lloró, rogó, imploró, pidió perdón, y hasta prometió ser su lazarillo.





Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite, EL AMOR es ciego, y LA LOCURA siempre lo acompaña

PD: Sé que es largo, pero creo que no se hace pesado y que se puede leer en un ratillo. Me lo encontré hace unos días por internet y vi que tenía buena pinta. Es una historia interesante, ¿no?

Fuente: blue-fantasy, Google imágenes



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

8 comentarios:

  1. Ah, ¿así que era por eso por lo que el amor y la locura siempre van de la mano?
    Como decía Jacinto Benavente: "Al amor lo pintan ciego y con alas. Ciego para no ver los obstáculos y con alas para salvarlos".
    Tenemos que ir buscandole unas alitas, es lo que le falta.
    Bonita entrada, y no se hace pesada de leer.
    Un beso
    :)

    ResponderEliminar
  2. Hola cambiaste el titulo y la imagen muy bonito la verdad, hace días que no vengo me lío con los blogs, ahora ya estoy encaminada jajjajajaj , gracias por dejarme siempre un comentario, a mi me fascina todo lo que pones ,tus entradas son siempre especial da gusto venir , uno o yo me relajo

    ResponderEliminar
  3. La primera vez que leí esta historia, me encantó. Ha sido genial volver a leerla :)

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo me lo enviaron al correo, pero es un placer volver a leerlo; me parece un texto precioso. Siempre me pregunté por qué al amor lo pintan ciego y ahora sé la razón :)
    Amor ciego y loco, pero qué seriamos sin él.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo tambien la lei hace unos dias y la verdad es que me gusto mucho y deja claro el mensaje, por cierto me gusta mucho el nuevo cambio que el has echo al blog, y por ultimo decirte que te espera una sopresa en mi blog!!
    Un besito :D

    ResponderEliminar
  6. bellisima y magica entrada nos regalas princesa, esta asturiana amiga te da infinitas gracias por hacernos participes de ella, un besin muy muy grande ,

    ResponderEliminar
  7. Ana: Me alegro de que te guste ^^ Es curiosa jeje. No sabía lo de Benavente, pero me ha gustado. Necesita alas, sí :) Es malo no verlos, pero si se pueden saltar, es importante, desde luego. Un beso :)

    Ar@bia: Gracias Ar@bia, me alegra que te guste el cambio del blog :) y que te gusten las entradas. No hace falta que agradezcas los comentarios, mujer jeje. Y a ver cuándo pongo el premio que me diste, que estos días ando liada.
    Un beso :)

    Ojizarka: Me alegro de que sea así jeje. A mí me llamó la atención cuando me la encontré, está mu bien :) Un beso

    ResponderEliminar
  8. Raquel: Me alegro de ello ^^ Supongo que todos nos hemos hecho la pregunta alguna vez y cuando nos han dicho que estamos ciegos, no hemos hecho caso. Luego te das cuenta de que sí y de la razón. Sin duda, es una buena historia para explicarlo :) Pues si... sin el amor, ¿qué nos queda? Un beso, Raquel :)

    Wada: Jaja, casualidad que la leyeras hace poco. Me alegro de que te haya gustado el cambio =) y ya te dije, jaja, leí este comentario después de ver la sorpresa en el blog. Muchas gracias ^^ Lo pondré cuando pueda, que estos días tengo más lío. Un beso :)

    Ozna: Gracias querida Ozna. Me alegra que te haya gustado =) Un beso muy grande, asturiana

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...