13 de mayo de 2011

Celebrando la Primera Comunión

Mayo es el mes por excelencia para las comuniones. Y éstas, me recuerdan mucho a la Navidad en cierta manera. ¿Por qué? Porque al igual que en Navidad se celebra el nacimiento de Jesús y no hacemos más que ver cómo se gasta el dinero, comidas que parecen banquetes y regalos por todos sitios… en la primera comunión, que recuerdo que es la celebración católica de la primera vez que se recibe el sacramento de la Eucaristía, ocurre algo similar.



Es habitual que se reciba siendo un niño, con unos 8 ó 9 años, por lo que con esa edad no hay mucho poder de decisión, habiendo tenido una preparación previa en la catequesis... aunque éste incluso teniendo más edad creo que decidiría realizar su primera comunión casi seguro igualmente. No porque crea en nada o no crea, que igual simplemente oye sin escuchar o sin pensar, sin cuestionar, si no porque obtiene su recompensa: un día de fiesta con comida con la familia siendo el centro de la atención, acompañado de unos buenos regalos, o al menos, caros. Ya que hoy en día no es de extrañar que a un niño le regalen la Play Station por su comunión, al igual que otras consolas, o puede que incluso una televisión, o tal vez un ordenador, que también son cotidianos en nuestras vidas. Aunque sigue habiendo regalos como la medalla de la virgen María o una pulsera para las niñas; la cruz para los niños; relojes para ambos y sería de suponer que la Biblia también, si no se tiene ya en casa o si se quiere una versión con dibujos mismamente, para que al niño le llame más la atención y la lea, entre otros regalos.


Porque como sabemos todo cambia. Los niños parece que van a asistir a su propia boda por lo caros que son los trajes y sobre todo, los vestidos de las niñas, con lo recargados que pueden llegar a ser… cuando antes los vestidos y trajes de la comunión, no tenían adornos, y mucho menos estaban tan recargados, ya que eran sencillos, eran simples, o incluso había niñas que llevaban vestidos de segunda mano arreglados. Además, sin ningún género de duda, no tenían una videoconsola porque ni existían ni había dinero para poder comprarla aunque fuese así. Y recibían los regalos que nombraba antes, los religiosos, los que son apropiados para la ocasión: la medalla de la virgen María, una pulsera, unos pendientes, una cruz, el rosario, la Biblia… aunque también habría otros, como una bicicleta.


Mas yo el que elegiría es el reloj, sin dudar, aunque no sea propiamente religioso, porque es un paso más hacia la edad adulta. Uno se siente mayor al no tener que pedir la hora a un adulto, pudiendo saberla con una mirada en un momento, sin tener que molestar a nadie. Es una forma de verlo. Yo de hecho, sigo llevando el reloj de la comunión y de aquello, ya hace once años, aunque parezca mentira. Sí que lo llevé en dicho día señalado, pero al día siguiente es cierto que ya no, porque no quería estropearlo. Prefería que fuera al tener más edad y mientras tanto, siendo pequeña, quería uno normal, y cuando llegara el momento y quisiera, utilizarlo y saberlo cuidar.

Un día como este, por lo que la celebración significa, debería ser con un vestido o traje sencillo, y no que empezamos por el vestuario y seguimos sumando, porque hacen falta los zapatos, o el peinado y los complementos en el caso concreto de las chicas. Pero además, hay que sumar los detalles que se regalan a las mujeres, los recordatorios, el reportaje fotográfico, la comida, los regalos, lo que cuesta adornar la iglesia… ¿el parque de atracciones? Cada uno lo que quiere y puede.
Lo que está claro es que todos intentan tener una gran celebración.


La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

19 comentarios:

  1. Mal de muchos, consuelo de tontos, y yo me he consolado viendo que no sólo a mí se me han borrado los comentarios, entre ellos dos tuyos, lo siento de verdad.

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo muy poca cosa del día de mi comunión y menos aún de ir a catequesis, me estoy haciendo vieja...
    Lo que si recuerdo, es que mi madre después del día, me cortó el vestido y me hizo uno muy chulo para el verano, sin manguitas y más cortito, oooooh, que disfrute de vestido, luego claro, lo llevo mi hermana, estuvo muy bien amortizado jeje
    Nos ha pasado a todos esto de blogger...
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Lo que está claro, Natalia, es que esta sociedad de consumo está acabando con todos los valores que hasta no hace mucho regían la vida de los ciudadanos. Y lo peor de todo es que nos dejamos encandilar por la antes citada sociedad de consumo.
    Como siempre, extraordinario post!
    Besinos y feliz fin de semana, querida amiga.

    ResponderEliminar
  4. Yo tambien estoy indicquinada con la caida de blogger, las dos ultimas entradas se eliminaron y aunque ahora por fin aparecen, los comentarios se me han eliminado y me duele, por suerte se quedaron guardaos el correo. Un beso Natalia!!

    ResponderEliminar
  5. Un problema mundial. Tendré que volver a ingeniármelas para colocar dos entradas eliminadas, y, como a todos, me duele que los comentarios también "se fueron".
    Los sacramentos (en la iglesia católica) han ido perdiendo su fundamento y espiritualidad y hoy en día todo es "bendito consumo, amén".
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Pues si :/ normalmente las comuniones es en mayo! jaja :) muchas gracias por pasarte, el tumblr, generalmente es para fotos, pero puede poner links, vídeos, textos... es como un blog, pero 'pequeño' yo no lo he entendido muy bien jajaj empezé hoy asiq no se decirte :)
    Saludos, y espero que pases un buen finde semana

    ResponderEliminar
  7. si mi niña fue un problema general, pero gracias a su eficacia lo resolvieron pronto, y respecto a lo de las comuniones ¿quien tiene más ilusión los niños o los padres ? a partir de esta pregunta se obtendran todas las respuestas, un besin muy grande de esta asturiana amiga que te quiere un montonazuuuuuuuuuuu.

    ResponderEliminar
  8. Hola Natalia; cuanta razon llevas en este texto, que me vas a contar si dentro de 15 dias mi hija hace su P. Comunion jejej, un fuerte abrazo desde Reinosa.
    En cuanto a las camaras, pues he de decirte que con cualquiera de las dos te dara muchas satisfacciones, las dos tienen sus pros y sus contras. La Olynpus tiene (si mal no recuerdo) 14 mpx. y la Nikon 12 con un sensor retroiluminado.
    La Olympus tiene prestaciones atractivas como; deteccion de rostros, ajuste de sombras, estabilizador dual y la Nikon la veo con un cuerpo mas parecido a reflex con un monitor basculable de 921.000 mpx y con ciertas prestaciones que tampoco te defraudaran, en fin; con cualquiera de las dos estaras muy contenta, seguro, bueno espero haberte ayudado un poquito en esta dificil decision y a la vez competitiva ya que a la hora de comprar un modelo reconozco que no es tarea facil, un fuerte abrazo Natalia.

    ResponderEliminar
  9. Ya estoy aquí otra vez!
    El tema de la comunión es muy personal yo sinceramente la hice por los regalos así que... jajajaj


    Bueno yo no tengo ni idea de los fallos de blogger porque como ya sabes acabo de volver ahora así que ni idea:)

    Un beso y encantada de volver a leerte^^

    ResponderEliminar
  10. Hola Natalia!
    La verdad es que estoy deacuerdo contigo, los niños no tienen poder de decisión para decidir si estan preparados a esa edad para recibir la comución, pero claro son los padres los que les animan, pero no por el motivo religioso (no en todos los casos) si no por la fiesta, el presumir, el comprarse cositas nuevas,el ser el centro de atención, los regalitos, incluso viajes. Y lo veo muy frívolo, demasiado.Además hacen la primera y la última comunión porque después es raro que vuelvan a pisar una Iglesia.
    Yo recuerdo que todas mis hermanas nos heredamos el traje de la comunión. Ahora las niñas parecen pequeñitas novias. Pero repito que son los padres porque no creo que los niños entiendan que es de esa manera como se tiene que ir. En fin, no hacen mal a nadie pero se ha frivolizado mucho el tema de la Primera Comunión.
    Que desastre estos días pasados con lo de blogger,que estropicios que hicieron, ¿eh? A todos nos desaparecieron als entradas publicadas despues del miercoles y los comentarios, pero por suerte, el mundo ha seguido rodando, hay que dar las gracias de que el fin del mundo no haya llegado, jaja.
    Un beso
    :)

    ResponderEliminar
  11. Tracy: Una faena… sin duda. Pero bueno, mientras no se repita, vamos bien :) No creo que haya muchos más problemas como este. Y yo pienso que no es normal, que de que no funcione una web por fallos o por mantenimiento a que se borre el contenido, hay un gran paso. Un saludo, Tracy =)


    Verónica: Lo mismo digo, yo recuerdo bien poco… Apenas recuerdo. Jaja, un buen aprovechamiento, sí. Tenía que estar guay :) No creo que ahora nadie arregle el vestido para poder usarlo más veces. Y si además le valía a tu hermana y también lo podía llevar, ya redondo :) Pero es eso… los tiempos cambian, y ahora hay más dinero que antes.

    Esperemos que lo de blogger no ocurra más… Un beso =)

    ResponderEliminar
  12. María José Rubiera: Desde luego, esto está clarísimo. Además de que la religión ya no es lo que era y la gran mayoría de la gente no es creyente, ni le interesa lo que significa y lo que es en realidad, menos llevarlo a cabo. Ya se junta con la falta de respeto, incluso… Y no sé, yo misma no tendré motivos para creer, pero de ahí a reírme, faltar al respeto a nuestra religión o la que sea, es un gran paso… Ahora, lo que es cierto, es que la pérdida de valores es generalizada, porque en el fondo esto lo hacemos todos. Gracias María José :) Un beso y feliz semana


    Wada: Duele, duele… y mucho. Pero bueno, ya está arreglado y entre poder volver a publicar los textos tal y como eran, y poder rescatar los comentarios del correo, ya está solucionado. Ojalá todo en la vida se arreglara así. Pero fastidia, sin duda. Un beso, Wada :)


    Julio Díaz-Escamilla: Ha sido toda una faena… pero mientras tengas los textos guardados, podrás ir publicándolos poco a poco :) Y si tienes la suerte de tener algún comentario guardado en el correo, ya perfecto.

    Toda la razón, Julio, pero toda… el problema es que los han perdido por completo. Un abrazo, Julio

    ResponderEliminar
  13. Airam: Jaja, sí, en mayo. (Te has quedado en la primera línea xD). Ya veo ya, poco a poco iré viendo cómo te está quedando jaja, así que me enteraré mejor. Un saludo ^^ y suerte con los estudios


    Ozna: Menos mal que lo resolvieron “pronto”, pero sigo pensando que lo normal es que no funcione algún día por problemas de la web o por mantenimiento, pero que se borre el contenido, no creo que lo sea para nada. Así que esperemos que no se repita.

    Es una muy buena pregunta, querida Ozna. Habría que ir preguntando a cada uno… pero seguro que a los niños como es lógico, los regalos les gustarán, y los padres también verán un buen momento aunque sea para comprar un buen reloj o por celebrar algo, digo yo. Un beso muy grande, Ozna =)

    ResponderEliminar
  14. Seva: Jaja, tienes toda la razón, que me lo dijiste además. Luego nos tienes que enseñar alguna fotografía ehh, jaja. Gracias por la ayuda :) La verdad es que no sabría decirte cuál de las dos, sinceramente… porque las prestaciones las he mirado y sigo mirando y no me sé decidir. Ambas se ven una pasada. Mucho más que mi muerta cámara, aunque en su día fuese una pasada. Un abrazo, Seva. Muchas gracias =)


    Jenny: Jaja, ¡bienvenida de nuevo, Jenny! Espero seguir leyéndote en el blog y saber que todo te está yendo bien :) Cierto, es muy personal, y los regalos son un buen aliciente, sí… hay cada regalazo además, que pa qué…

    Mejor que no lo sepas, mejor. Se borraron entradas y comentarios de todos los blogs en estos últimos días. Una faena interesante. Pero bueno, teniendo los textos guardados y los comentarios en el correo, se soluciona sin problemas, aunque sea fastidioso.

    Un beso e igualmente encantada =)

    ResponderEliminar
  15. Ana: Guau, gracias por tu largo comentario :)

    Yo pienso que no tienen muy claro en lo que creen y en lo que no, con esa edad. Y como diría mucha gente: de hecho, hay muchos chavales que con 18 años no saben qué quieren hacer con su vida. Pero bueno, no es el caso. Yo creo que lo más llamativo para todos es el tema de los regalos, sin dudarlo. No obstante… ¿para qué quiere una pulsera de oro una niña o una cadena con la cruz un niño a esa edad? No los van a usar como es lógico y normal después de ese día. No se los van a llevar a clase, ni creo que se los pongan aunque sea los domingos. Los usarán cuando tengan más edad y no les valdrán porque tendrán más muñeca o porque habrán crecido en altura y en todo, y la largura de la cadena no será la apropiada.

    Mismamente, esos ejemplos lo dicen todo. Y es que como bien dices, muchos no pisan la Iglesia después de esto. No van los domingos, qué va. E incluso dependiendo de la edad, cuesta llevarlos, aunque sea un bautizo, otra comunión, una boda o una misa por un entierro; aunque éste último se entiende más.


    Ese aprovechamiento que le pudisteis dar :) Mientras os valiera, perfecto. Yo también lo pienso… van como si fueran novias, pero en miniatura, porque estoy viendo a cada niña más pequeña últimamente por la calle, que va con el vestido de la comunión, que anda… No, no, no hacen mal a nadie. Pero como bien han dicho otros lectores, se han perdido los valores y los sacramentos han dejado de ser lo que eran.


    Cierto… dolió. Pero teniendo los textos guardados y los comentarios en el correo, aunque sea en la carpeta de correos borrados, está solucionado. Eso sí, fastidia un montón, porque no es normal para nada que cuando haya fallos en una web se borre el contenido, o eso creo y espero. Esperemos que no ocurra más. Un beso, Ana =)

    ResponderEliminar
  16. Es todo el comprar y el gastar... casi toda la gente que conozco y la a hecho es por los regalos, los regalos es la base de las comuniones de hoy en día xD
    Y mírame, yo no la hice y estoy aquí perfectamente ^^

    ResponderEliminar
  17. Marco: Sí... el consumismo, por supuesto. Supongo que es normal, ahora hay más dinero que antes, y muchos regalazos para los niños. Bueno, lo de hacer la comunión o no, es cuestión de creencias, o así debería ser realmente, y de gustos

    ResponderEliminar
  18. La primera comunión...efectivamente, el mejor regalo fue un reloj, que como bien dices daba paso a la edad adulta.

    Uno de mis tíos, que era un gran forofo del fútbol, se atrevió a mancillar -con horror de la parte más pía de la familia- el libro de recuerdos con este ripio:

    "En este día tan especial de tu primera comunión
    ha subido la Cultural a segunda división"

    Un beso,

    José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Luis :) Gracias por comentar.
      Creo que hace años un reloj era un buen regalo. Y lo sigue siendo, pero ahora hay cada regalo... Aunque eso sí, yo hace 12 años cuando hice la comunión, no recibí ninguna consola ni nada fuera de lo habitual por entonces, y tan aparentemente normal ahora.

      Vaya... sí que era forofo, sí, jaja. Pero me temo que tenía que haber dejado a un lado ese comentario, y haber estado más en lo que tenía que estar, por tus familiares, por tu día y por ti.
      Un saludo :)

      Eliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...