18 de julio de 2011

Descubriendo fobias

Para empezar diré que quien padezca fobofobia, que se abstenga de leer esta entrada, porque quiere decir que tiene miedo a las fobias, y no creo que esto le ayude.



Algunas personas tienen muchas fobias, es decir, tienen polifobia, mientras que otras sienten miedo por todo, una fobia conocida como panofobia.

Luego, hay fobias concretas, y si tuviéramos alguna de ellas, nos sería difícil salir a la calle... ya que algunas personas tienen miedo a la luz del día (fengofobia), a las estrellas (astrofobia), al Sol (heliofobia), a la Luna (selenofobia), o incluso a la noche (noctifobia) o a los bosques oscuros (nictohilofobia), sin olvidar la que mucha gente tiene: nictofobia, miedo a la oscuridad. Así como se puede tener miedo a las auroras boreales (aurorafobia), al cosmos (cosmicofobia), a los truenos (tonitrofobia), a los rayos (astrapofobia), a las nubes (nefofobia), a las flores (antrofobia) o incluso al viento (anemofobia). 




Pero todavía más, se puede tener miedo a caminar (ambulofobia), lo que lo veo un gran problema. Y por supuesto, miedo a los animales (zoofobia), aunque también puede ser miedo concreto a los animales salvajes (agrizoofobia). Algunos, sin embargo, no podrían ni irse de vacaciones a la playa gracias a la talasofobia, que es el miedo al mar.

Y aunque parezca mentira, también hay personas que tienen fobias hacia distintos colores como pueden ser el azul, el rojo o el naranja y que serían la cianofobia, la eritrofobia y la crisofobia en concreto. Pero lo peor llega al tener cromatofobia, porque en ese caso, se tiene fobia a los colores. Al igual que hay personas que tienen miedo a diversos países o nacionalidades de las personas.



Comprendo que haya personas que tengan miedo al agua, a nadar por alguna mala experiencia, y por ello tengan hidrofobia, pero también las hay con fobia incluso a los líquidos, la higrofobia, y en estos casos… ¿les daría miedo beber cualquier líquido?

Lo que no comprendo es que la palabra hipopotomonstrosesquipedaliofobia designe la fobia a las palabras largas. Tal vez sea la forma que tiene el médico de asegurarse de que alguien padece dicha fobia cuando se la nombran. Para más, se puede padecer la  sesquipedaliofobia: miedo a equivocarse al pronunciar palabras largas, complicadas o inusuales. Otros tienen miedo a las palabras, la verbofobia.

También, hay miedos más raros como la xilofobia, que es el miedo a los objetos inanimados. Si son peligrosos, se comprende perfectamente.



¡! Me han llamado la atención la agateofobia, que es el miedo a la locura y la anablefobia, miedo a mirar hacia arriba. El miedo a las cáscaras de cacahuetes es la araquibutirofobia, totalmente inesperada, sin duda.

Aunque por el contrario, sí me esperaba la aritmofobia, el miedo a los números que probablemente tenga mucha gente gracias a las matemáticas. Y comprendo perfectamente el miedo a los terremotos y temblores que tantas desgracias ocasionan: tremofobia, al igual que la traumatofobia, que es el miedo a los accidentes, porque los hay verdaderamente importantes.

Y no sé vosotros, pero yo este verano me veo padeciendo una de ellas, la termofobia… por miedo al calor.




Fuentes: Google imágenes, fonditosnoticias.es.msn.comfobias.net

Ya veis =P, un día se me ocurrió buscar fobias por internet y encontré desde las más comunes hasta las consideradas más raras, incluso todo un diccionario de fobias. De momento, he hecho esta curiosa entrada, pero quizás más adelante me anime a hacer alguna más sobre fobias. Todo se verá. Mientras tanto, nuevas entradas y sorpresas. ¡Un saludo lectores!




La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

29 comentarios:

  1. madre mia no sabía que habia tantas fobias, y a cosas tan comunes. doy gracias de que no tengo ninguna de ellas,tambien he estado leyendo un poco tu blog y me ha gustado!
    te sigo entonces, un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco sabia de algunas fobias, yo tengo fobia a la altura y otra al algodón. jajjaj algo rara pero si .un beso

    ResponderEliminar
  3. Es increible lo que se aprende al leerte. Jamas hubiese pensado que existieran tantas cosas que dan miedo. La verdad es que debe ser horroroso padecerlas. Besos de luz para ti y los que amas.

    ResponderEliminar
  4. Interesante entrada Natalia :-)

    Un saludete :-)

    ResponderEliminar
  5. ¡Madre mía...! pues sí que hay fobias, lo difícil es no tener ninguna.

    ResponderEliminar
  6. Curiosa la fobia de las palabras largas… jaja. Es increíble cuantas hay. Pues yo tengo fobia a las personas que no tienen humor… es bromaaaa, pero…existirá? Me parece que te he puesto deberes. Muy interesante esta entrada.Siempre aprendo algo cuando vengo a verte Un bessito

    ResponderEliminar
  7. Oh dios que cosas tan interesantes hehe yo aun no descubro una fobia, bueno me dan muchas cosas miedo, pero no panico ni asi, tu blog es muy muy interesante y te enseña muchas cosas

    ResponderEliminar
  8. Sí mi querida Natalia, existen fobias para todo, somos así, llenos de miedos tontos.Pero afortunadamente los hay que no las parecen salvo como la que apuntas del calor jaja!!a esa la temo, pero la soporto con paciencia.
    Gracias por tu espacio
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Manuela: La verdad es que sí, Manuela. Yo misma me sorprendí con muchas de ellas, desde tener miedo a las nubes por ejemplo, hasta las palabras largas o incluso las cáscaras de los cacahuetes, pero visto el caso, creo que se puede tener miedo a todo. Digo lo mismo, yo tampoco tengo ninguna de ellas. Me alegro de que te haya gustado =) Muchas gracias por pasarte, comentar, seguirme y todo. Me pasaré por el tuyo cuando pueda. Un beso :)


    Ar@bia: Jaja, no me extraña Ar@bia. Algunas son tan raras y poco conocidas, o incluso inesperadas. Vaya, no me esperaba lo del algodón. Es curiosa, la verdad jeje, pero sin duda, mejor tenerle miedo a él que a otras muchas cosas, vista la variedad que hay y que tantos problemas nos puede ocasionar. La fobia a las alturas es muy común, y realmente no sabría decir, pero me imagino que en tu vida diaria no supondrá muchos problemas, así que en principio, pienso que es llevable dentro de lo que cabe. Un beso, Ar@bia :)

    ResponderEliminar
  10. Julia: Jaja, como digo digo, querida Julia, yo soy la primera que aprende haciendo las entradas porque nunca me hubiera imaginado que se pudiera tener miedo a las cáscaras de los cacahuetes, que quizás es de las más destacables de la selección que he hecho. Aunque cualquiera de ellas tiene que ser una tortura porque hay cada una… Después de todo, creo que cualquier cosa nos puede dar miedo, cualquiera. Besos, Julia =)


    Trovando al vacío: Hola Trovando, gracias :) Que tengas un feliz día. Un saludo

    ResponderEliminar
  11. como siempre nos regalas interesantisimas entradas dulce amiga, un besin muy muy grande princesa

    ResponderEliminar
  12. Tracy: Sí, y esto es sólo una selección de todas las que hay porque parece que realmente nos puede dar miedo cualquier cosa. Como bien dices, lo complicado es no tener ninguna. ¿Lo conseguiremos? ;) Un saludo, jeje


    MEN: ¡Desde luego! Creo que es la palabra más larga que he oído en mi vida, después de la enorme y famosa palabra de la película Mary Poppins, jaja. Después de todo lo que he buscado y leído, casi podría decir que podemos tener miedo a cualquier cosa. Quizás descubramos más próximamente… No obstante, al ver tu comentario he buscado alguna fobia relacionada con el humor, aunque no fuera exactamente la que nombras, y la verdad es que no he encontrado nada. Puede que más adelante encuentre algo, quién sabe. Me alegro de que te haya gustado, MEN =) Gracias ^^ Un beso

    ResponderEliminar
  13. Alexander: Pienso que el miedo es inevitable, es un mecanismo que tenemos al fin y al cabo para protegernos, aunque tal vez sólo sea en parte, que tampoco es que entienda de esto… pero en esta publicación, he nombrado un montón de fobias y algunas son un tanto extrañas e incomprensibles porque no todas tienen que ver con elementos peligrosos, o que nos puedan provocar miedo por algún motivo que podamos pensar. Muchas gracias Alexander :) Me alegro de que te guste mi blog jeje, y la verdad, como siempre digo, yo soy la primera que aprendo escribiéndolo. Un saludo =)


    Monja de Clausura Orden de Predicadores: Fobias para todo lo que existe… después de todo, lo veo bastante factible. Algunos de estos miedos parecen realmente incomprensibles, pero empiezo a reflexionar y quizás a veces no nos perturba lo evidente, quizás es algo de cabeza o incluso un suceso del pasado y que relacionamos con ese algo. Es lo que se me ocurre en cuanto al tema, pero no aseguro nada. Sobre el calor, jaja, es que hay días en los que hace un calor terrible. Lo bueno es que se calma gracias a las tormentas y nos deja respirar un poco. De nada, Sor Cecilia :) Un beso

    ResponderEliminar
  14. Estimada Natalia
    Encantadora la foto del león.
    Muy interesante, desconocía la mayor parte de la terminología acerca de las fobias.
    No sé si será precaución, fobia o miedo; pero ni loca entrara sola en un bosque durante la noche. Al menos por aquí pensaría en un asalto.
    Pienso que alguien a quien le duelan las piernas debido a algún mal o enfermedad, podría tener miedo a caminar; eso no sabía.
    Hidrofobia tienen aquellos seres contagiados de rabia canina, o de otro animal.
    No bebería cualquier líquido por precaución; por ejemplo, ingiero vino pero no otras bebidas alcohólicas.
    Finalmente: detesto el calor ambiental, prefiero los climas fresquitos o fríos.
    Excelente escrito. Me sirvió para hacer higiene mental, estuve todo el día leyendo leyes para exámenes.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  15. coool no sabia que existian tantas (:

    ResponderEliminar
  16. Joder, fobias a distintos colores :O jajaja no tenia ni idea, que realmente es una entrada interesante , había escuchado aquello de que le tienen fobia al agua ya que te pequeños podrían a ver tenido algún accidente pero me sorprendió eso de la fobia al sol jaja, joder debe ser bastante odiosa esa fobia :/ bueno excelente entrada, que esperare otra pronto para informarme jaja, Un abrazo y nos comentamos.

    ResponderEliminar
  17. holaaaaaaaaa nataliaaaaa cielo ayerr no veia tu blog te mande un mensaje pa ver si habias cerrao que digusto me llevé ahhhhhh jaaja yo tengo fobia a la noche me da panico salir sola pero tiene su explicacion que hace muchos años un sicopata me persiguió he intentó matarme menos mal que un par de hombres me protegieron y desde entonces no me gusta salir de noche me da yuyuuuu jajajja besitosssssssssss ahhhhh y a las cucarachassssss tambiennn jajajaa

    ResponderEliminar
  18. Joder hay tantas fobias y algunas son tan absurdas :S Pero bueno... yo tengo claustrofobia jajaja xD
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  19. Ozna: Gracias Ozna :) Me alegro de que te haya gustado. Gracias por pasarte siempre. Un beso, amiga asturiana


    Nats *-*: La verdad es que hay una gran cantidad de fobias. Después de todas las que he encontrado y leído investigando, casi se podría pensar que podemos tener una fobia a cualquier cosa. Un saludo, nats

    ResponderEliminar
  20. Airam: Airam, quizás sí es cierto que hay algunas bastante incomprensibles, pero en ocasiones también se puede tener una fobia por alguna situación en concreto que hemos vivido. Espero que te sea leve la tuya :) Un saludo


    Embrujo: He tenido una serie de problemas con el blog. Yo misma pensé que lo había perdido, pero por algún motivo se cambiaron los permisos de lectura en el blog, y no dejaba acceso a nadie. Parece que ya está solucionado y no hay más problemas :) En cuanto al mensaje que me dices, ¿a dónde me lo mandaste? Porque he mirado el correo y no he visto el mensaje. Y sin duda, si algún día cerrara el blog, os avisaría a todos. Otra cosa es que por algún motivo me quitaran la cuenta, el blog o cualquier cosa y me lo cerraran por lo que fuera, en ese caso, no sé si podría hacer algo por avisar. Supongo que no. Normal, Embrujo. No me extraña que tengas miedo. De normal, ya hay que tener cuidado y algo de miedo por la noche, yendo sola, pero después de lo que te sucedió, con toda la razón del mundo. Espero que estés bien, Embrujo :) Un beso

    ResponderEliminar
  21. AnnGy Henríquez: Reflexionando, creo que una fobia hacia un color puede ser provocada por algún hecho o situación que nos haya hecho daño, que nos haya afectado, y que ese color nos recuerde a todo ello. Es una posibilidad, aunque cada uno tendrá sus razones, lo que no quita que muchas de estas fobias sean chocantes para nosotros, ya que ni imaginábamos que existían. Sí, sobre la fobia al agua, es fácil de pensar en algún incidente en la infancia quizás, aunque también podría ocurrir ya de adulto, quién sabe. Desde luego, la fobia al Sol tiene que dar muchos problemas porque en la mayoría de las ocasiones está presente en el cielo. Curioso. Gracias :) Me alegro de que te haya gustado. Un beso

    ResponderEliminar
  22. Rud: Gracias Rud :) Me pareció una imagen adecuada para dar comienzo a la entrada.
    Yo la gran mayoría de estas fobias las he conocido recientemente al investigar para este escrito. Muy buenas reflexiones sobre estas fobias, Rud :) Es muy comprensible que no queramos ir a un bosque por la noche, o eso pienso yo. Tampoco se me ocurriría nunca pasar, ya sea por precaución, miedo o un poco de cada. En sitios con más luz y más gente pasan muchas cosas, como para dar una oportunidad así. Es posible que una persona en esas circunstancias tenga miedo a andar. He buscado sobre la hidrofobia y tienes toda la razón, pero también tiene el significado de fobia al agua, que es el que tiene que ver con esta entrada llena de fobias. Me parece una buena e interesante precaución en cuanto a los líquidos. A mí, directamente no me gusta el alcohol, así que no bebo bebidas alcohólicas y no tengo mucho que pensar en cuanto a las diferentes bebidas. Son más agradables otros climas más frescos, sin duda. Algunos días el calor que hace es horroroso. Me alegro de que te haya gustado =) Espero que te salgan muy bien tus exámenes. Yo también estoy estudiando en el verano y me va bien leeros y escribir para descansar y aprender. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  23. Buenisíma entrada, jaja, creo Natalia que este verano te libras de la termofobia porque no parece ni verano... por lo menos aquí.
    Que cínico lo de miedo a las palabras largas, porque la palabra que la define no puede ser mas larga, jaja.
    Y mira que hay manías raras, miedo a las cascaras de cacahuete, a los objetos inanimados, ¡a beber agua y a caminar! Increíble, entonces ¿que haces?, te mueres, y si no caminas te atrofias, que horrible, ¿no?
    Miedo a los colores, a las nubes, a las auroras boreales, ¡pero si eso es belleza! no lo entiendo.
    Comprendo el miedo al mar, a la oscuridad, a los animales, incluso miedo al miedo, pero hay otras cosas que uff no me parecen lógicas.
    Yo no tengo fobias especiales, sólo a las ratas, ¡arrggg! Pero es una fobia normalita porque esos bichejos son asquerosos y desagradables.
    Me ha gustado la foto del león cobarde, jaja, ¿a quien se me recuerda?
    Un beso:D

    ResponderEliminar
  24. Uoooo no sabía que existieran tantísimas fobias jajajajajajaja
    Conozco a una chica que le tiene miedo al color blanco, siempre me pareció un poco tonot, la verdad, pero después de leer tu entrada, la voy a mirar con otros ojos :)
    Besotes!

    ResponderEliminar
  25. Mmmm vuelvo a comentar, era tonto, no tonot, jajajaja, no se puede escribir y hablar al mismo tiempo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  26. Madre de Dios cuántas fobias,menos mal que yo no tengo, bueno no se,quizás alguna si, el mar me dá bastante miedo y volar,jeje, mejor no seguir porque al final las tengo todas,Besitos amiga.

    ResponderEliminar
  27. He de confesarte, Natalia, que desde hace muchos años padezco una fobia que me entristece, y entonces tengo que hacer mucho esfuerzo porque en mí opera al revés, es decir, en lugar de evitarla voy hacia ella, mi ¡versofobia! no tiene límites.
    Gracias por tanta información.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Verónica: He puesto un montón, pero todavía quedan muchísimas más por nombrar. Quizás me anime más adelante con una nueva entrada que tenga unas cuantas fobias. No lo sé… Creo que una fobia hacia un color, al igual que otras muchas que he nombrado, la vemos extraña e incomprensible, pero tal vez asocia algo malo que le haya podido pasar con ese color. Puede ser una posibilidad o puede que no tenga nada que ver con esto. Cada persona es un mundo. Y no te preocupes por el error, jaja, no pasa nada. Un beso :)


    Mª Carmen: Jaja, la verdad es que hay un montón de fobias y muy diferentes. Me imagino que es fácil tener alguna. Bueno Carmen, ánimo con tus fobias :) y tranquila, jaja. Besos =)

    ResponderEliminar
  29. Ana: Jaja, gracias Ana =) No padezco termofobia, te lo prometo, pero ha habido días horrorosos de calor que llegan a odiarse bastante. Ahora está haciendo un tiempo agradable. Con la del miedo a las palabras largas te quedas… ¿cómo? ¿Esto va en serio? Apuesto a que es la forma de diagnosticarla, y si no, una broma pesada. No puede ser otra cosa. Con las cáscaras de cacahuete me quedé… madre mía, con los objetos inanimados casi que también, pero quizás haya gente que los encuentre peligrosos a más no poder. Ni idea. En cuanto a caminar, Rud me comentó: “Pienso que alguien a quien le duelan las piernas debido a algún mal o enfermedad, podría tener miedo a caminar”. Podría ocurrir, sin duda. Muchos de esos miedos quizás los relacionemos más con naturaleza y belleza, pero pienso que puede haber una situación que nos provoque una fobia, por el motivo que sea. En cuanto a los colores, que alguno nos recuerde a esa mala experiencia. Pero todo esto son pensamientos míos y posibilidades. Realmente no lo sé, y sin duda, cada persona es un mundo. Tienes razón, hay unas cuantas que no se ven lógicas, que no se comprenden, pero ahí están. Y hay otras que nos resultan cotidianas y además, les vemos sentido. Tener fobia a las ratas es algo que vemos normal, por lo que tú dices y seguro que por su falta de higiene. No les tenemos en mucha estima a estos animales. Jaja, bueno, en esta ocasión se puede ver como un león cobarde, pero en la entrada de la historia El escondite, donde había sentimientos como protagonistas, la puse pensando que era quien contaba en aquel escondite. Un beso, Ana =)


    Julio Díaz-Escamilla: A mí me parece que si realmente existe la versofobia, y ésta opera en ti al revés, no es algo que tenga que entristecerte. No sientes miedo hacia ella y escribes poemas preciosos. Además de historias y otros escritos, con los que has ganado premios incluso. Y todo eso, es perfecto =) De nada, Julio. Un abrazo

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...