15 de agosto de 2011

La historia del helado

El helado tiene toda una historia que nos acompaña desde hace miles de años. Parece que todo empezó con los chinos muchos siglos antes de Jesucristo y nuestro calendario. Éstos mezclaban la nieve de las montañas con miel y frutas.


¡! Sin embargo, es muy difícil establecer el origen del helado, ya que el mismo concepto del producto ha conocido sucesivas modificaciones en consonancia con el avance tecnológico, la generalización de su consumo y las exigencias de los consumidores.


Se cuenta que Alejandro Magno (356 a.C. - 323 a.C.) mandaba traer nieve de las montañas para refrescar los vinos y también algunos alimentos, y que el Emperador Romano Nerón(A.D. 37-68) enfriaba sus jugos de fruta y sus vinos con hielo o nieve traídos de las montañas por sus esclavos. 

Aún antes, en el 400 a.c, en Persia, un plato enfriado como un pudín o flan, hecho de agua de rosas y vermicelli (o cabello de ángel), se asemejaba a un cruce entre un sorbete y un pudín de arroz, el cual era servido a la realeza durante el verano. Los persas habían dominado ya la técnica de almacenar hielo dentro de grandes refrigeradores, enfriados de forma natural, conocidos como ya-chal. Estos almacenes mantenían el hielo recogido durante el invierno o traído de las montañas durante el verano. Trabajaban usando altos receptores de viento que mantenían el espacio de almacenado subterráneo a temperaturas frías. El hielo era luego mezclado con azafrán, frutas y otros sabores variados.



El helado nació, como otras muchas cosas, en China, donde el rey Tang (A. D. 618-697) de Shang, tenía un método para crear mezclas de hielo con leche. De China pasó a la India, a las culturas persas y después a Grecia y Roma. Pero es precisamente en la Italia de la Baja Edad Media cuando el helado toma carácter de naturaleza en Europa.

Marco Polo en el siglo XIII, al regresar de sus viajes al Oriente, trajo varias recetas de postres helados usados en China durante cientos de años, elaborados a base de frutas, miel y nieve, los cuales se implantaron con cierta popularidad en las cortes italianas, conociéndose con el nombre de “sorbete”, silogismo del turco “chorbet”.


Durante la Edad Media, en las cortes Árabes, se preparaban productos azucarados con frutas o zumo de éstas enfriadas con nieve y se conocían con el nombre de “charat”.



Al casarse Catalina de Médicis con Enrique II de Francia, su cocinero llevó estas primitivas recetas de helados a la corte francesa, guardándose las mismas con mucho secreto. En Francia se añadió huevo a las recetas posteriormente. Una nieta de Catalina se casó con un príncipe inglés, llevando así el helado a Inglaterra, atribuyéndole a su cocinero también el empleo de la leche. De esta manera se fueron difundiendo estos productos a lo largo de toda Europa, llevándose luego a América durante la época de la colonización. 

En el año 1660, el italiano Francisco Procope abrió un establecimiento en París, el “Café Procope”, donde además de café se servían helados, siendo este siciliano el abuelo del helado popular. El rey Luis XIV lo llevó a su presencia para felicitarlo por su producto. Se puede considerar a este establecimiento como la primera heladería. Se dice que bajo su reinado comenzaron a prepararse los helados de vainilla y de chocolate, más tarde los de nata, hasta llegar al helado actual.



En el siglo XVII, el chef francés de Carlos I de Inglaterra preparó una "nieve helada" que sirvió como postre a continuación de uno de los tantos afamados banquetes del monarca. A partir de esa noche, el rey sólo permitió que se sirviera tal delicia en comidas reales y le prohibió al cocinero divulgar la receta. Para su descontento, el chef no guardó el secreto y la receta del helado se esparció por todo el reino.

Ojo al dato: La preparación de los helados por aquel entonces era tan complicada que sólo los podían tomar la nobleza. Todos sabemos a qué velocidad se derrite un helado y al no disponer de frigoríficos, congeladores o heladeras, era toda una aventura conservar un helado hasta que un rey o rico mercader lo pudiera saborear. Para hacer un helado y conservarlo se necesita frío, así que pagaban a portadores para subir a las montañas a coger nieve, y una vez en casa la depositaban en profundos pozos tapándola con paja. Con esta nieve podían enfriar bebidas o mezclarla con zumos para hacer sorbetes.



PD: Otra entrada muy veraniega que os traigo =) Me ha llevado bastante trabajo leer distintas historias y seleccionar la información. Me ha parecido muy interesante esta investigación, aunque gracias a una lectora ya conocía parte de esta historia y espero que no le moleste que haya escrito sobre este tema. Realmente, quería escribir sobre el granizado o algo similar... pero no había nada y entonces, pensé que lo más adecuado era el helado, por su importancia y la cantidad de información disponible, que seguro que si os animáis a buscar encontraréis más anécdotas, sucesos importantes y demás sobre la historia del helado. Espero que os haya gustado :) 


Y nada, que al final hoy me he quedado sin tiempo para leeros y ya tenía algún blog pendiente de ayer... Intentaré ponerme al día mañana.

Fuentes: wikipedia, Google imágenes, gastronomiaycia, cienciapopular, taringa.net



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

48 comentarios:

  1. Con el calor que hace y me encuentro con esta entrada y sin ningún helado en el frigo, vamos, que me has puesto los dientesssss...jajajaja.

    Interesante la historia, no sabia la prodecedencia.

    Jo! Cómo me apetece uno!

    Besos fresquitosss!!

    ResponderEliminar
  2. Que bueno lo que nos has contado, no sabía del origen del helado.
    Gracias, por compartirlo.
    Besos.....

    ResponderEliminar
  3. Buenísima entrada Natalia, una cosa más por aprender hoy y menudo trabajo de tu tiempo. Por cierto estoy como ion-laos, con tanto calor por mi rincón y si un helado que saborear a estas horas jajajaja. Besossss

    ResponderEliminar
  4. Pues nada aquí estoy escribiendo y con un helado al lado jaja.

    Interesante historia, me ha encantado, yo en aquella época quisiera haber sido noble para deleitarme con esos sabores :)

    Besitos y sonrisas heladas :-))

    ResponderEliminar
  5. Gracias cielo muy interesante la historia del helado
    un beso

    ResponderEliminar
  6. el helado yuumi!
    chinos todo lo inventaron
    hahahhaha
    mee likea

    ResponderEliminar
  7. Que me suponía que eran los chinos, jajajaja Pues que SIEMPRE son ellos los que inventan algo ¿o no? Bue', que no tenia idea de lo que has puesto, algo más de cultura general :P
    Y que hoy me acorde de tu entrada sobre la Coca-cola, ya que unos tíos preguntaron de donde se origino y les conté lo que había leído, me sentí "Inteligente" jajaka.
    Gracias por la información, ahora me falta que me pregunten "¿de donde viene el helado?" y yo diré lo aprendido jajajaja.
    nos comentamos y gracias por tus saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Natalia!! Muy interesante, me gusta saber los orígenes de cosas en la que no nos detenemos a pensar, pero en este caso, si a saborear. Qué suerte que han cambiado los tiempos y el helado es para todos. Perderse esta exquisitez es casi un pecado.
    Besosssssssss

    ResponderEliminar
  9. Siempre estupenda amiga.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que refrescante y dulce esta entrada. Menos mal que todavía no hace calor que si no ya estaba corriendo a por uno. No tenía ni idea de la historia y alguna vez me lo he preguntado. Siempre aprendiendo en tu casa. Me parece increíble poder guardar nieve tanto tiempo… Interesante entrada…igual me la como …jajaja. Un bessito guapa

    ResponderEliminar
  11. los pucheros de kasioles16 de agosto de 2011, 12:37

    De vez en cuando, se agradece encontrar un buen trabajo, bien documentado y ameno como el tuyo. Felicitaciones.
    Hoy, después de leerlo, ya sé algo más sobre tan rico y refrescante postre.
    Gracias.
    Un abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tus palabras Natalia.Me encanta el helado y la historia está muy bién documentada.Con este calor me comía un par de ellos.
    Besos linda.

    ResponderEliminar
  13. Me ha dejado usted, jovencita, con ganas de un chorbet, de cualquier sabor y con trocitos de cualquier fruta.
    Gracias por la investigación y su resumen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bueno es saber que los chinos inventaron el helado, porque yo creía que sólo habían inventado el "todo a 100", jajajaja.

    ResponderEliminar
  15. Ummm, ¡helado!, modo Homer Simpson activado, jaja.
    Sin ir mas lejos ayer me zampé dos, que buenos, me encantan y no sólo en verano.
    Ya conocia estos datos, mi hermana Raquel hizo una entrada igual, ya sabes lo que le gustan las curiosidades gastronomicas.
    Un beso
    :)

    ResponderEliminar
  16. Pero qué historia interesante, Natalia, como se ve que en el hemisferio norte están acalorados, acá andamos con unos intrascendentes 12 grados... ni para decir que hace frío!
    Muy buena historia, voy a tomarme un helado.
    Besos.
    HD

    ResponderEliminar
  17. Si ya digo yo; "nunca te acostaras sin saber otra cosa mas" jejeje, sinceramente no sabia la historia del helado Natalia, gracias a ti aprendemos cada dia un poquito mas, un fuerte abrazo desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  18. Hola Natalia

    Es una entrada muy refrescante. Ayer estuve a punto de tomarme un helado de chocolate y naranja confitada, pero me dio pereza entrar al ver la cola que había en la heladería.

    Al leerte, he sentido el frescor y la dulzura del helado. Y además, no engorda ;).

    Te leía y se me estaba haciendo la boca agua. Así que ahora iré a por un vaso de agua fresquita.

    Me ha encantado tu entrada.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  19. Ion-laos: Jaja, qué faena… Igual es una señal para que aproveches para comprar helados cuando puedas, jeje. Pero sí, es mala pata, sobre todo con el calor que está haciendo estos días. Me alegro de que te haya gustado =) La verdad es que tiene un origen muy complicado de saber, jaja, pero tiene una larga historia, muy variada e interesante. Espero que hoy hayas podido comer un helado :) Besos


    Oriana Lady Strange: Me alegro de que te haya gustado =) De nada, Oriana. Un saludo

    ResponderEliminar
  20. María José: Gracias María José :) Me alegro de que te haya gustado. Con entradas de este tipo se aprende un montón, y además la cantidad de lugares, épocas y gentes que tienen que ver con esta historia. Es alucinante poco menos. Es entretenido cuando hay diversas fuentes para investigar, siempre puedo coger y quitar según vea, o reforzar la información. Mejor esto que cuando sólo encuentro escasamente en wikipedia. Jaja, espero que hayas podido comer un helado hoy =) Besos


    Simplementeyo: Jaja, me alegro de que tú sí tengas un helado jaja :) Con el calor que está haciendo, madre mía… Me alegro de que te haya gustado =) Yo también me apuntaría a ser noble. Qué suerte que tenían. No me extraña que hubiera nobles bien gordos después de informaciones como estas. Besos =)

    ResponderEliminar
  21. * Luna de Medianoche: De nada Luna :) Me alegro de que te haya gustado. Es muy variada tanto en épocas, gentes, lugares… incluso, distintos alimentos helados que surgen de esto. Un beso :)


    Nats: Eso parece, jaja. Son listos, sí. Y gracias por el premio =) Ya me pasé y lo recogí

    ResponderEliminar
  22. AnnGy Henríquez: Jaja, parece que inventan todo, aunque no estoy segura de que siempre sea así :P Es interesante saber historias como estas, tan largas y se puede decir que incluso bonitas, por la cantidad de gentes que intervinieron en su creación y difusión, tantos años y épocas, e incluso distintas puntas del mundo. Jajaja, me hiciste sonreír con lo de la Coca cola. Me alegro de que te viniera bien =) Siempre es interesante. Sólo que la historia de la Coca cola es más sencilla de decir, jeje, que ya ves la variedad tan grande que hay en la del helado con sorbetes, hielo, nieve, charat… hay para rato, jaja. Un beso :)


    Gabriela Maiorano: Hola Gabriela :) Me alegro de que te haya gustado. Es cierto que muchas veces no sabemos los orígenes ni por qué tienen lugar ni nada… por eso, he hecho unas cuantas entradas sobre orígenes de festividades, e incluso los del helado en este caso. Al menos, que sirvan para deleitarnos el paladar :) Y quizás, engordar, jaja, porque está haciendo un calor insoportable y lo que menos apetece es moverse. Tienes razón, es una suerte. Y además, hay que ver la tremenda variedad que hay actualmente. Jajaja, eso, eso, es casi un pecado. Antes era un lujo, y ahora está al alcance de una gran mayoría. Besos =)

    ResponderEliminar
  23. La sonrisa de Hiperión: Muchas gracias Hiperión :) Un abrazo y saludos


    MEN: Jaja, gracias MEN :) Puede que a esas horas no haga demasiado calor todavía por allí… pero el calor que he pasado por la noche, a mí me ha matado por la mañana u.u, y por la tarde, el termómetro marcaba 37 grados con un aire de un calor mortal. Menos mal que he salido para encerrarme en el gimnasio, que aún así no sé qué es peor porque los palizones que me atizo son guapos. Bueno, jeje, supongo que son preguntas que nos hacemos muchos, pero en esta ocasión te la he respondido yo =) Como puedes ver muy larga, muy completa, con gran variedad de gentes, épocas, lugares y de todo. Es una historia sin desperdicio que da lugar a alimentos como el sorbete o el charat que decían los árabes. Lo de la nieve es increíble, sí. Jajaja, gracias de nuevo =) Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  24. Los pucheros de kasioles: Muchas gracias Kasioles :) Me alegro de que te haya gustado. Encontré muchas fuentes a través de internet, eso sí que es cierto, aunque también es fácil encontrar información errónea por estos lugares, así que espero que fuera correcta. Sería mejor obtener la información de libros, pero siempre cuesta más y muchas veces, no hay tiempo. Gracias :) Me parece que no tienes blog por lo que puedo ver, si no te diría que ahora en cuanto pudiera me pasaba por él. Un abrazo =)


    MORGANA: De nada Morgana :) Me alegro de que te haya gustado la entrada. Espero que toda la información que encontré sea correcta. El helado está muy bueno y además viene muy bien en esta época en la que está haciendo un calor insoportable. Un beso =)

    ResponderEliminar
  25. Javier Domingo: Jaja, gracias :) Un abrazo, Javier


    Julio Díaz-Escamilla: Jajaja, gracias Julio :) Me alegro de que te haya gustado. Aquí está haciendo un calorazo para hincharse a helados y a bebidas fresquitas, e incluso engordarse algún kilo que otro. A ver si esto se acaba pronto. De nada, amigo :) Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Tracy: Jajaja, muy bueno Tracy =) Si es que… los chinos están en todo, incluso el helado. Aunque ahora con lo del euro todos se aprovechan y parece que todo fuera de un euro para arriba. ¡Cómo saben! Un beso :)


    Ana: Jajaj, modo Homer Simpson xD, te comprendo. Está haciendo un calor insoportable y ¡con lo buenos que están los helados! Apetecen, sí. Yo quiero uno, jaja. En mi caso, en verano sobre todo, pero también cae alguno el resto del año siendo que hoy en día no sólo están en verano. Es cierto. Yo leí la entrada que hizo en su momento, aunque reconozco que no me acordaba bien de todos estos datos, y me gustó mucho :) Lo que yo quería era lanzarme hacia el granizado o algo refrescante similar, pero al no encontrar información, acabé finalmente con el helado, que tiene una historia muy larga e interesante y de la que he encontrado un montón de información. Espero que a Raquel no le moleste. Un beso =)

    ResponderEliminar
  27. Humberto Dib: Gracias Humberto :) Te doy toda la razón. El calor que está haciendo es insoportable, además de que el helado es el postre frío por excelencia durante el verano. Sin embargo, allí tiene que hacer frío con 12 grados. Me alegro de que te haya gustado =) Disfruta del helado jeje. Un beso


    Seva: Jaja, exacto amigo Seva. Qué bien te lo sabes. Y en casos como el tuyo, sin ver una fotografía buena más :) Me alegro de que te haya gustado esta historia tan refrescante. Yo también aprendo gracias a estas entradas, jeje. Un abrazo Seva. Cuídate mucho =)

    ResponderEliminar
  28. Mandalas, Espacio Abierto: Jaja y tanto, con el calor que hace además… Una lástima que no te lo tomaras, aunque con las colas que se forman estos días de tantísimo calor, es comprensible. Yo hace tan sólo unos días que probé el helado de chocolate con naranja y la verdad es que me gustó mucho :) Jaja, es lo bueno de este helado virtual. Con los otros, luego a veces nos arrepentimos… o quizás, no. Me alegro de que te haya gustado =) Cógete un helado cuando puedas jeje. Un beso

    ResponderEliminar
  29. Hola Natalia!! Perdón. Estaba escribiendo rápido y confundí tu nombre!! Perdón.
    Qué es T.T?
    Besosssssss

    ResponderEliminar
  30. Mmmm este post despierta pasiones.

    Yo debo confesar que ...me gusta el helado de crema del cielo...lo conocés por allá?

    ResponderEliminar
  31. ¡Mmmmm, qué rico! Y, sobre todo, ¡qué refrescante! Gracias, NATALIA por documentarnos tan rebién sobre este manjar delicioso.

    Los aztecas también tenían al helado como el manjar más preciado. Ellos le llamaban nieve, porque para hacerlo hacían traer las nieves del volcán Popocatepetl, en Ciudad de México, un volcán helado. Hoy en día los mexicanos al helado le siguen "nieve", se mantuvo la palabra ya desde la época azteca, así que imagínate.

    Ciertamente muy interesante la historia del helado y muy riiiica y refrescante.

    Besitos, queriendo tomar helado ahora mismo,

    Ámber
    P. D.: Los mejores helados que he probado en mi vida (y mira que he porbado bastantes, pues soy muy golosa) fueron en Milano, luego en Nueva York, allí también saben hacer muy buenos helados.

    ResponderEliminar
  32. Gabriela Maiorano: Jaja, no te preocupes Gabriela. Ya te contesté a lo de T.T en tu espacio, que también vi el comentario que pusiste allí. Un beso :)


    El Escritor: Me alegro de que te haya gustado, Escritor :) No había oído nada del helado de crema del cielo hasta ahora. Me temo que aquí no se hace, o si es así, no me he enterado… Una lástima. A ver si lo puedo probar algún día =) Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Una entrada muy interesante. La verdad es que los veo todos los días duante el verano y no me había parado a pensar en su orígen.
    Un abrazo !

    ResponderEliminar
  34. Genial! Me ha encantado porque el helado es mi placer culposo. Simplemente me fascina, y no hay nada mejor. Creo que es genial en invierno, y en verano; y bueno... Mi amor por los sorbetes helados tal vez proviene de mi ascendencia árabe jaja :)
    Un besoo!!

    ResponderEliminar
  35. Ahh...pues vaya que tienen historia los helados, por suerte nos ha tocado estos tiempos en que no solo la nobleza sino cualquiera podemos disfrutar de un delicioso helado.

    Muy buena informaciòn Natalia
    Gracias por compartir.

    Yo aùn de vacaciones, pero ya en mi casita, diske descansando jajaa..

    Besos.

    ResponderEliminar
  36. ¡Mmmm, qué rico!
    Gracias por la información, Natalia. Desconocía la procedencia de los helados, a pesar de ser mi gran debilidad.
    Besinos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  37. Interesantísima y deliciosa entrada!.

    Un beso

    ResponderEliminar
  38. Lo único que quiero es: Un helado
    jaja

    Genial tu remembranza, me encanta,... y sí que te has dedicado a las entradas veraniegas... ¡Excelente! y que bien que las trabajas
    ¡felicitaciones!
    Feliz día
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Amber: Jaja, de nada Ámber, me alegro de que te haya gustado =) A mí personalmente me ha parecido una historia muy larga y variada en cuanto a personas, épocas, lugares… Desconocía lo de los aztecas que nos cuentas. No he encontrado nada sobre el helado nieve. Gracias por compartir este dato =) No me podría imaginar que cogerían la nieve de un volcán, que parece todo lo contrario, cuando está en erupción, ni tampoco sabía que actualmente lo llamaran así. Muy interesante :) Y gracias jeje. Tendré en cuenta la información heladera que me das para cuando visite esos lugares que todavía tengo que descubrir. Besos, amiga


    Luis Fernandez Duque: Gracias Luis :) Jaja, creo que le ocurre a la mayoría. Tantos objetos y comida que son de un uso tan cotidiano y que sin embargo, desconocemos completamente su origen y el cómo han llegado hasta nosotros. Es curioso, pero es así. Un abrazo =)

    ResponderEliminar
  40. Domi: Jaja, me alegro de que te haya gustado, Domi =) Está bien bueno y es fresco, lo que viene muy bien con el calor que está haciendo actualmente aquí. Antes sólo era propio del verano, pero se ha acabado por comer incluso en invierno, y siempre es bien recibido. Jaja, puede que sea por ese motivo, quién sabe. Una cosa más que conozco de ti :) Un beso


    Diazul: Una historia verdaderamente larga. Hay que ver lo que ha costado que llegue al alcance de todos, jeje. Estoy de acuerdo contigo, es una suerte que sea así. Gracias a ti, Diazul =) Me alegra que te haya gustado. Espero que descanses y disfrutes de lo que queda jeje. Un beso

    ResponderEliminar
  41. María José Rubiera: Me alegro de que te haya gustado la entrada, amiga =), pero no hace falta que me las des. Creo que desconocemos el origen de muchos objetos y comidas que son tan cotidianas en nuestra vida, y que incluso nos pueden encantar. Pero poco a poco, iremos descubriendo más :) Besos, querida María José


    Carmen: Gracias Carmen =) Me alegro de que te haya gustado. Un beso

    ResponderEliminar
  42. Rosa E: Jajaja, parece que hubiera hecho un anuncio de publicidad bastante bueno, jaja. Muchas gracias Rosa =) Me alegro de que te haya gustado. Bueno, tampoco he hecho muchas jaja, según han ido surgiendo, según se me han ocurrido… la del mosquito la pensé de repente, por ejemplo. Pero vamos, este verano pocas más haré de este tipo si es que las hay. Un abrazo =)

    ResponderEliminar
  43. Helados... para mi uno de los placeres del verano (y de todo el año). Me ha gustado volver a leer sobre el origen del helado; y por supuesto que no me ha molestado en absoluto. La información es libre y todos podemos hablar de los temas que queramos. Es inevitable coincidir porque nuestros blogs hablan de las mismas cosas, y tenemos gustos similares. Lo mismo me pasa con mi hermana, muchas veces tenemos las mismas ideas, pero lo bueno de esto es que cada una le pone su punto, lo adapta a su estilo.
    Un beso Natalia :)

    ResponderEliminar
  44. Raquel: Jaja, toda la razón =) Me alegro de que no te haya parecido mal. Sólo es que sabía que la habías escrito en su día y que yo misma la había leído... aunque también es cierto, que hay mucho de este origen que se me había olvidado. También es verdad, así que no será difícil que coincidamos en más ocasiones. Jaja, eso es lo bueno, que cada una tenga su toque personal. Un beso :)

    ResponderEliminar
  45. Hola Natalia, te cuento que me encantan los helados, son mi debilidad lo confieso. Mis sabores preferidos son de frutas típicas de mi país como la guanábana y la lúcuma, combinado con chocolate.

    Uff se me hace agua la boca.

    Un gusto pasar a visitarte, besitos.

    Diana

    ResponderEliminar
  46. Diana: Hola Diana :) A mí me gustan bastante y en mi caso, los que prefiero son los de unas heladerías que hay aquí llamadas "Helados italianos". Pero las frutas típicas de tu país creo que no las había visto ni oído nunca, ya no en helado, si no creo que ni he visto dichas frutas en las tiendas. Sería curioso conocerlas =) Jaja, aprovecha para comer un helado. Gracias :) Un beso

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...