1 de abril de 2012

El conejo de Pascua

El Conejo de Pascua es un personaje mítico infantil perteneciente a las culturas germánicas y posteriormente a las anglosajonas.

Aunque sus orígenes no están muy definidos, se supone que la elección del conejo se debe a su conocida capacidad de procreación, de gran valor simbólico en unas fiestas dedicadas a la fertilidad de la tierra tras el invierno.




Origen

Su uso se remonta a pueblos antiguos del norte europeo que veían en la liebre un símbolo: las fuertes patas traseras de la liebre le permiten moverse siempre hacia arriba con facilidad, mientras que sus débiles patas delanteras le dificultan el descenso.

Desde antes de Cristo, el conejo era un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril. En alusión a esa diosa, en algunos países a la festividad de pascua se la denomina "Easter". The Westminster Dictionary of the Bible (El diccionario Westminster de la Biblia) recoge que Easter era «originalmente la festividad de la primavera para honrar a la diosa teutónica de la luz y de la primavera, a quien se conocía en anglosajón como Easter». Ya en el siglo VIII los anglosajones habían transferido dicho nombre a la fiesta católica que designa la celebración de la Resurrección de Cristo.

Leyenda

Cuenta esta leyenda que, cuando metieron a Jesús al sepulcro que les había dado José de Arimatea, había dentro de la cueva un conejo escondido, que muy asustado veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto.

El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía y lo veía preguntándose quién sería ese Señor a quien querían tanto todas las personas.

Así pasó mucho rato viéndolo; pasó todo el día y toda una noche, cuando de repente el conejito vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca!

El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar al mundo y a todas las personas que lloraban, que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado. Como los conejos no pueden hablar, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría y así lo hizo.


Desde entonces, cuenta la leyenda que, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordar al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.

La tradición contaba que una coneja iba saltando de casa en casa y se le iban cayendo los huevos que traía en su canasta, historia que aprovechaban los padres para esconder los huevitos alrededor de la casa, o en escondites, para que los niños se entretuvieran buscándolos.



Posteriormente, los niños de las granjas construían nidos en lugares apartados o escondidos de la casa, el granero o el jardín para que pusiera sus huevos el conejito/a. 



Más tarde, con el avance de la civilización, se comenzaron a construir elaboradas cestas para poner los huevos. 





Los primeros conejos de Pascua eran huecos, estaban hechos con papel maché y tenían una cabeza desmontable. En el interior se colocaban los primeros huevos que estaban fabricados con azúcar. Después, se comenzaron a fabricar directamente los conejos de chocolate tal como se los exhibe en los comercios. 



Sin embargo, hoy en día, además de los huevos de chocolate, también se elaboran conejos de chocolate, entre otras muchas figuras de chocolate con muy diversas formas, que se suelen regalar por estas fechas, siendo también un producto de pastelería que puede verse en muchas de las tiendas de los países del norte de Europa.


Fuentes: wikipedia, vivelasemanasantamagicienciaentrepadres


La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

29 comentarios:

  1. Natalía ¡¡¡Qué ternura!!! hermosos conejitos. La leyenda interesante y la tradición buenisima, ojala en mi tierra hubiera algo así...un conejo de chocolate uff
    Deseo tengas una semana Santa de espiritualidad y descanzo
    Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, me alegro de que te haya gustado, Rosa :) Vaya, pensé que por allí también habría... Pero tendréis otras tradiciones dulces, seguro jeje. Feliz Semana Santa, Rosa :) Un abrazo, amiga

      Eliminar
  2. Gracias mi pequeña Espasa por todo lo que aprendemos contigo. Un beso y que disfrutes de las vacaciones si ya has terminado los exámenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, de nada María Pilar :) Se intentarán disfrutar lo que se puedan, amiga, y espero que tú descanses y las disfrutes mucho con los tuyos =) Debo decirte que ahora no he tenido exámenes, que sólo los tengo al final de cada cuatrimestre (para el final del primer cuatrimestre serían en enero-febrero, para el final del segundo serían en junio, y luego ya estaría septiembre), pero ya sabes... con las clases, las prácticas y con todo, es un no parar. Estos días estoy estudiando, haciendo trabajos y demás jaja. Es lo que hay. Un beso

      Eliminar
  3. Una linda entrada dedicada a esta fecha tan especial!
    Yo espero con ansias el domingo para ver a mi pequeño hijo disfrutar buscando los huevitos de chocolate, aunque él aún no entiende el real significado. Te deseo una semana de mucho amor y reflexión! Besos y abrazos para ti linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya parecido linda, Lady Blue :)
      Jaja, ya me imagino. A los pequeños y no tan pequeños nos hace ilusión el chocolate :) Y a los padres, os gusta verlos felices y guapos, jeje. Yo no estoy en esa etapa de la vida, pero ahora que tengo una primita pequeña, lo voy viendo y conociendo más. Me lo imagino un poco jeje.
      Feliz Semana Santa, Lady Blue =) Besos y abrazos para ti también

      Eliminar
  4. Me pareció muy interesante la leyenda, aunque no creo mucho en eso, pero es bueno saber.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ocurre lo mismo, me resulta interesante y me gusta aprender, pero no es que crea en estas cosas, ni mucho menos.
      Un saludo :)

      Eliminar
  5. Conocía la historia, y me encanta la tradición. ¡Feliz Semana Santa Natalia!
    Un abrazo
    ;)
    Las fotos son adorables, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una bonita tradición, la verdad :) Aunque muy fantasiosa, pienso yo. Feliz Semana Santa =) y me alegro de que te hayan gustado jeje

      Eliminar
  6. Natalia, no conocía la leyenda. Gracias por contarla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Habìa oido hablar de los conejos de Pascua, pero no conocia su tradiciòn. Gracias por compartirla.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Fus :) Para eso está La magia, para investigar y compartir jeje. Un abrazo

      Eliminar
  8. gracias mi niña preciosa por darnos a conocer tan bella leyenda, muchos besinos con todo mi cariño .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, querida Ozna :) Feliz Semana Santa y un abrazo

      Eliminar
  9. Me encantan esos conejitos de pascuas, no soy de religión pero si de todas las cosas que hacen feliz a la gente aunque sea por un dia. Me gusta tu blog, es muy ameno.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, te entiendo campoazul. Yo tampoco soy de religión, sinceramente, pero me gusta investigar, aprender y compartirlo con vosotros, y muchas de nuestras festividades están relacionadas con la religión. Es lo que tiene.
      Me alegro de que te guste mi blog :) Un beso

      Eliminar
  10. WAU! que leyenda la del conejito! ... No tenia ni la mas mínima idea que acontecía así la historia, una pregunta: es un simple relato de una leyenda inventada supongo o de verdad paso así? Bueno no lo sé, pero que va... Hay que mantener vivo el espíritu con el renacimiento de Jesús... Aunque me llama la atención; si en la Biblia sale que toda la honra y la gloria sea dada a Jesús por que el nos salvo de la condenación y perdono nuestros pecado en la cruz ¿porque la gloria son dadas a interpretes creados por la imaginación? lo mismo pasa en navidad, se acuerdan mas de santa clous que de Jesús, Eso a veces me da nostalgia, amiga mi humilde opinión espero que no le moleste. Saludos

    Hey amiga además te dejo una cordial invitación para una encuesta que hago sobre el primer amor, si te tinca bienvenida a dar tu opinión en mi blog, de ante mano tu ayuda me servirá mucho ;) gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad, no tengo ganas de hablar del primer amor. Es algo que prefiero olvidar...
      La leyenda del conejo no es una historia inventada por mí. Es una entrada de investigación en la que he ido buscando en distintos enlaces y he recopilado información, y los enlaces siempre los pongo al final de la entrada como fuentes de la información.
      No soy la persona más indicada para hablar de religión, no es algo de lo que sepa mucho ni algo en lo que crea, pero respeto las tradiciones, las creencias y todo. Y bueno, la verdad es que tiene gran protagonismo Santa Claus en navidad, como bien dices, pero si está la navidad es por Jesús y nada ni nadie más. Y cada uno celebra según siente y piensa.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Muchas gracias, Natalia.
    No conocía nada de esta tradición, me ha encantado saber más a través de tus palabras.
    ¡Feliz Semana Santa!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Blanca. Me alegro de que la hayas conocido y de que te haya encantado. Feliz Semana Santa :) Un beso

      Eliminar
  12. Francamente es increible Natalia, no conocia esta leyenda por lo que siempre (y gracias a ti) sabemos un poquito mas de curiosidades, asi que siempre se ven por estas fechas conejitos de chocolate, un abrazo desde Reinosa.
    Por cierto; en cuanto a mi foto he de decirte que es un amanecer (mi madrugón me costó, jejejej) por lo que cuando llegué al lugar escogido aún era de noche y tuve que esperar en el coche casi dos horas hasta que empezó a amanecer, en fin; eso es todo, un abrazo amiga mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muchas gracias Seva. Yo tampoco sabía de esta leyenda hasta hace unos días si te digo la verdad. Tenía muy vistos los conejos de chocolate y los huevos, pero las historias... ya eran otra cosa :)
      Vaya, jaja, la verdad es que no se distinguir bien una fotografía de un amanecer con la de un atardecer, pero... ya veo jaja. Tuviste que esperar un buen rato, pero mereció la pena, ¿verdad? :) Para otra vez ya sabes jaja, no madrugues tanto. Yo también me apunto! Un abrazo =)

      Eliminar
  13. Qué preciosa leyenda, mi querida Natalia. Me era desconocida, por lo que no veas lo mucho que he disfrutado al leerla. Gracias.
    Cariños desde Asturias, preciosa. Que disfrutes de la Pascua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, me alegro de que te haya gustado, María José :) Eso es bueno. De nada, amiga, y gracias a ti por pasarte y por leerme =) Un abrazo y feliz Semana Santa!

      Eliminar
  14. Hola, Natalia

    Desconocía la historia del Conejo de Pascua. Qué gusto da aprender de esta manera tan divertida, sobre mitología, leyendas e historia. Esta Semana Santa comeré un huevo de pascua pensando todo ello.

    Besotes.

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...