14 de julio de 2012

Curiosidades de las palomitas de maíz


Las palomitas de maíz son un aperitivo elaborado a base de algunas variedades especiales de maíz. 




Posee una gran cantidad de nombres en cada región de Latinoamérica y España, como son pochoclos, pururú, pop, canchita, canguil, pororó, cotufas, poporopos, crispetas, maíz pira, cabritas de maíz, maiz tote, pipocas, rosetas, rosas, roscas, tostones, o cocaleca.

Para la elaboración de las palomitas de maíz, se utilizan granos de maíz de un tipo especial, el maíz palomero, los cuales son dispuestos en un recipiente y tostados hasta la explosión. Solamente algunas variedades de maíz producen el resultado deseado, que es la súbita expansión del contenido del grano resultando en la ruptura repentina de la cáscara, y la formación de una masa esponjosa de color blanco; fenómeno que es debido principalmente al sobrecalentamiento de la humedad interna.

Debido a que la explosión puede lanzar a una distancia considerable los granos de maíz reventados y sin reventar, las palomitas se preparan habitualmente en un recipiente con tapa. Durante su explosión, las palomitas producen un ruido y golpeteo característicos.



El maíz palomero puede ser cosechado en mazorca, la cual es almacenada de 8 a 12 meses, hasta que los niveles de humedad en los granos alcancen su nivel óptimo. En este punto, los granos son separados de los olotes y escogidos para separar aquellos que sean muy pequeños para reventar eficientemente.

Alternativamente, puede ser cosechado con máquinas que recogen y pelan simultáneamente las mazorcas. Los granos son secados con aire caliente, empacados y distribuidos para su venta.

En la actualidad, las marcas de maíz palomero garantizan que al menos el 99% de los granos reventarán. La clave es un producto constantemente mejorado. A través de los años, los comerciantes han implementado investigaciones sobre la semilla híbrida de maíz palomero, para mejorar continuamente su producto.

¿Por qué explota el maíz?


Como todos los granos de cereales, cada grano de maíz para palomitas contiene una cierta cantidad de humedad en su endospermo (núcleo almidonado con hasta 90% de almidón). A diferencia de la mayoría de los otros granos, la corteza externa o pericarpio, es muy gruesa e impermeable a la humedad.




A medida que el grano es calentado más allá de su punto de ebullición, hasta los 175 °C, el agua dentro del grano empieza a convertirse en vapor, generando presiones internas de hasta unas 9 atmósferas. En la mayoría de los granos (incluyendo los granos defectuosos del maíz para palomitas), este vapor escapa tan rápido como se forma, pero en los granos del maíz para palomitas, el vapor no escapa debido a lo grueso e impermeable del pericarpio (corteza) que lo mantiene sellado, pero la presión interna llega a tal punto que la corteza no puede contenerla y ocurre una pequeña explosión. La fuerza de la explosión voltea al grano de adentro hacia fuera, es decir el contenido del núcleo es expuesto. Pero aún más importante, debido a que la humedad se encontraba uniformemente distribuida dentro del núcleo almidonado, la expansión repentina de la explosión convierte el endosperma en una especie de espuma, la cual le da a las palomitas su textura única.


Existen dos explicaciones para aquellos granos que no revientan después de haber sido expuestos a altas temperaturas. 

- La primera es que los granos que no reventaron no tenían la suficiente humedad para crear el vapor necesario para explotar. 

- La segunda explicación, de acuerdo a la investigación realizada en el 2005 por el Dr. Bruce Hamaker de la Universidad de Purdue, los granos que no explotan pueden tener la corteza agujereada, que también impide que se genere la presión suficiente para que revienten



Usos del maíz

El maíz palomero fue un ingrediente clave para muchos de los experimentos de Percy Spencer, inventor del horno de microondas. Uno de los primeros usos que se le dio fue justamente hacer palomitas de maíz. Actualmente, existen palomitas de maíz para horno de microondas, que se comercializan dentro de una bolsa de papel doblada de manera especial, junto con el aceite y la sal necesarios para su cocción.

Las palomitas de maíz, ensartadas en un hilo, son usadas para decorar árboles de Navidad en algunas partes de Norteamérica y la península de los Balcanes.

Recientemente se han empleado como material de empaque, en lugar de espuma de poliestireno. Pese al ser un material biodegradable, tiene varias desventajas: atrae pestes, es inflamable y su costo es mayor.


Fuentes: Wikipedia, radioredam, Google imágenes


PD: Puse la historia de las palomitas en mayo, y me guardé estas curiosidades sobre las palomitas de maíz. Me pareció interesante (y me lo sigue pareciendo). ¡Espero que os guste la entrada!



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

16 comentarios:

  1. Doy fe de que no todas las variedades de maíz producen el esperado resultado. En cierta ocasión probé con unas mazorcas muy apetecibles que me obsequiaron y no funcionó. Aunque debo decir que no dejó de ser interesante.

    Besos, querida Natalia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, una experiencia que te sorprendería casi seguro, ¿verdad?
      Hasta que no busqué información para estas entradas, no supe que hacía falta un maíz especial. Nunca es tarde para descubrirlo ni para dar fe, jaja.

      Un abrazo, Juan Antonio

      Eliminar
  2. Me ha gustado tu entrada, porque estas cosas que son cotidianas, es bueno un dia sentarnos y pensar como se produce su cambio. Enhorabuena

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, Fus :)
      Es lo que me gusta de las entradas que hago de investigación. Tan cotidiano que es mucho de lo que nos rodea y muchas veces desconocemos su origen, y todo en sí.
      Es curioso saberlo.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Dime a mi lo de las palomitas para microondas, a las 4 de la tarde, me tienes haciéndolas para mi nieto mayor! Es muy interesante lo que has subido! Me ha encantado!, y le he dicho a mi nieto quien invento el microondas( cosa que no sabia).
    Espero tengas un verano feliz! Te mereces lo mejor querida amiga!. Besos enormes de luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia :)
      Jaja, ¡cómo cuidas a tu nieto! Y lo que gustan las palomitas a casi todos.
      Ahora ya sabéis lo del microondas. Lo cierto es que yo tampoco lo sabía hasta que busqué información para estas entradas... y eso que me suena haber hablado del microondas en la vida, pero cosas que se olvidan o que no retenemos... y que aprendemos, jeje.
      Gracias, amiga :) Espero que tú también lo tengas. Yo haré lo que pueda...
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Recuerdo la entrada anterior sobre las cotufas. Muy interesante esta nueva información, a mi también me encantan las palomitas o cotufas y siempre que puedo me las hago, no puedo resistirme a su olor. Lo peor de hacer palomitas no es la que no explota sino la que lo hace a medias, odio cuando me encuentro con alguna media dura en vez de esponjocita :)
    Un abrazo Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel :)
      Me alegro de que te haya gustado esta nueva información palomitera, jaja.
      Sin duda, las caseras son las mejores por todos los motivos. Y espero que las palomitas en verdad sean tan sanas como os decía en la otra entrada, porque así podemos comerlas siempre que queramos (más o menos, jaja). Tienen un olor muy característico.
      Te comprendo jaja. A mí tampoco me gustan... Es una faena que se queden así.
      Un abrazo =)

      Eliminar
  5. Ahora a comerlas en casa, que ni al cine se puede ir, menos mal que tenemos el microondas.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ion :)
      La verdad es que tienes razón. El cine está carísimo, ¡y las palomitas que venden allí son más caras que el cine incluso! Es un completo robo, ¡pero y lo que disfruto con una buena película en el cine! Aunque por todos los motivos, mejor las palomitas caseras =)
      Un beso, amiga

      Eliminar
  6. Hola Natalia, excelente información. Cuando era niña, mi abuela hacía palomitas en la sarten, casi todas explotaban y eran riquísimas. Sabía el motivo de las que no explotan, mi abuela me lo había contado, era una mujer de campo.
    Ahora soy yo ,,la que estoy estudiando y paso poco a comentar a los blog.
    Gracias por tu fiel visita, que agradezco, porque de tu casa aprendo muchas cosas.
    Tu amiga
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sor Cecilia

      Me alegro de que te haya gustado. Gracias por compartirlo, amiga :) Qué bueno que tu abuela te hiciera palomitas y te pudiera explicar.
      Como te he dicho en otras ocasiones, no te preocupes por no poder pasar, Sor Cecilia. Gracias por tu visita :)
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Me encantan las palomitas! sobre todo a la hora de sentarme a ver una buena peli.

    Mira que interesante, desconocía el porque reventaban las palomitas.

    Abrazos alados, Nati.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana :)

      Son buenas acompañantes.
      Me alegro de que te haya parecido interesante.

      Un abrazo, amiga

      Eliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...