1 de mayo de 2013

El día de los trabajadores sin trabajo

Hoy era el día de los trabajadores, aunque no me extrañaría que ahora pasara a llamarse el día de los trabajadores sin trabajo y que fuera un día de luto en lugar de uno de fiesta. 

Debería ser un día de descanso y de tranquilidad para muchos. Sin embargo, la realidad es todo lo contrario, y habrá muchas personas que sufran por no tenerlo, y que además este día todavía se lo recuerde con más fuerza.



Son más de 6 millones las personas que se encuentran sin empleo en España. Hay familias en las que ningún miembro del hogar tiene trabajo, hay muchos desahucios y en consecuencia, hay personas que no pueden soportar lo que ven que se les viene encima y llegan a suicidarse incluso. La situación es alarmante en exceso y no parece que vaya a cambiar pronto.


En mi ciudad, no hago más que ver tiendas y más tiendas cerrar, desde las típicas tiendas que muchos pensamos que no tienen futuro por lo que venden o por no haber montado bien el negocio, hasta tiendas que llevaban años y años. En mi casa, prácticamente todas las semanas sale este tema porque el cierre de tiendas es constante. También es cierto que abren tiendas nuevas y a algunas incluso parece que les fuera bien. Hay de todo, pero también hay locales que llevan incluso 2 años sin alquilarse... y es que algunas calles se ven auténticamente desnudas si es que lo podemos decir así porque tienen más tienen cerradas que abiertas, lo que antes no ocurría, y los carteles de liquidación por cierre, traspaso y/o venta se suceden unos tras otros. Es lo que nos encontramos en nuestro día a día en cualquier calle por la que paseemos. Tanto es que en el último tiempo a veces he soñado con que habían cerrado algún negocio, lo cual antes no me sucedía, y he llegado a creer que era verdad hasta que lo he visto abierto con mis propios ojos y me he dado cuenta de que sólo era mi imaginación nocturna.


Lo peor es que parece que ni tener estudios, idiomas y experiencia laboral sirven para conseguir un empleo, al menos en este país. Antes, nos insistían tanto en su importancia para poder trabajar de lo que quisiéramos y tener un buen trabajo, y ahora, resulta que ni hay opción a trabajar ni en lo que no. 

Por otro lado, no hacen más que hacer recortes quitando de todas las maneras posibles más y más dinero a las familias, con el IVA y con todo lo que se les ocurre. Han bajado las pensiones fastidiando así a los mayores, cuando hoy en día son unos cuantos de ellos los que tienen que mantener a sus hijos e incluso nietos, al haber perdido el trabajo y no encontrar uno nuevo. Se empeñan en desgraciar la vida a los funcionarios públicos, aquellos que se sacaron una oposición y se fueron años a trabajar fuera de su casa con todo lo que ello conlleva, para que luego no hagan más que incrementarles horas de trabajo totalmente innecesarias que no sirven para hacer más trabajo, porque éste no se lo pueden inventar aunque quieran, y les reduzcan el sueldo. 

Y suma y sigue... Parece que una de las pocas soluciones que haya sea marcharse fuera del país...



El lema del día del trabajo era:
"8 horas de trabajo,
8 de descanso,
8 de ocio".


¿Y ahora, cuál es?
¿Qué futuro nos espera?


Fuentes de las imágenes: Google imágenes y facebook

PD: No es una entrada positiva en cuanto al día del trabajo, pero con la situación tan tremenda que veo día tras día no puedo pensar de otra forma. También me duele toda esta situación tanto por el presente como por el futuro que nos espera, aunque ahora mi meta sean los estudios y no el trabajo. Intentaré poner estos días otra entrada sobre el día del trabajo, aunque no sea positiva a lo mejor, sí más bonita dentro de lo que cabe.

Os contestaré a los comentarios en cuanto pueda y me pasaré a leeros. Me alegro de que os haya gustado la última entrada =), y en cuanto a la palabra de verificación que algún lector me ha referido, decir que si la he puesto ha sido para evitar un montón de comentarios molestos de spam que este último tiempo estaba recibiendo. Si viera que los sigo recibiendo, me pensaría lo de quitar la palabra porque no estaría cumpliendo su supuesto uso o quizás porque no serían spam y sí una confusión por mi parte, pero de momento se queda así. Perdonad las molestias.



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

2 comentarios:

  1. Natalia, tendría que pasar a llamarse el día en que los banco son salvados con el dinero del pueblo. Lastimero y triste día, ojala todo se pueda recomponer y los dueños de las finanzas comprendan que sin trabajadores, se les acaba el negocio.

    Un brazo.

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...