17 de agosto de 2017

Rostros conocidos


Voy caminando al trabajo y siempre me encuentro gente que no he visto o que simplemente no recuerdo haber visto, ya que a veces no nos fijamos en ellas aunque estén ahí, pero por otro lado, hay personas con las que coincido muchos días seguidos y para mí se han convertido en rostros conocidos. Desde personas que van a trabajar todos los días a la misma hora o que están trabajando en ese momento hasta gente que va a tomar un café temprano al bar de en frente de su casa.

Me gusta fijarme. Tampoco tengo mucho que hacer cuando todos los días sigo el mismo camino, que puede llegar a ser aburrido por repetitivo aunque importante y necesario de realizar a la vez. A pesar de todo, siempre me llaman la atención dos personas en concreto cuando las veo porque pienso que les tiene que ser complicado desplazarse sin correr peligro.



Sé que tienen cuidado y que a veces su oído les indica bien cuándo deben cruzar un paso de peatones y cuándo no. Otras veces hay personas atentas, que no entrometidas ni cotillas, que les dicen cuándo deben pasar. De hecho, cuando he coincidido con ellos y se me ha dado la situación también les he avisado porque sé perfectamente que si no cruzan es porque no saben que pueden y no se quieren arriesgar a sufrir un atropello. Estas personas son una pareja de invidentes que andan con ayuda de sus perros guías y que me sorprenden lo bien que se mueven y van con ellos. Los perros se ven dos amores además. 

Al ver lo anterior y los cambios que se han hecho en la ciudad estos últimos años como rebajar la acera junto a los pasos de peatones para facilitar el paso a carritos de bebé o a sillas de ruedas, me he fijado en lo poco adaptada que está mi ciudad para personas que no ven (aunque la verdad es que estos pasos tampoco están muy bien hechos, todo sea dicho, porque he tenido la oportunidad de probarlos con una persona en silla de ruedas y dejan mucho que desear). 



Hay un par de semáforos contados que algunos días, no siempre, emiten sonido, pero el resto nada en ningún momento y la verdad es que si no hay alguien cerca que sea un poco amable y simplemente les diga que está rojo o verde, siendo la cantidad de tráfico que hay, lo veo bastante problemático. Quiero suponer que si un coche ve que pasan cuando no deben porque no lo saben, que frenará y evitará atropellar a nadie, pero siempre puede haber sustos de menor o de mayor envergadura, y lo que no son sustos.

Comparto esta entrada porque ver esta situación me ha hecho reflexionar y creo que en una sociedad tan avanzada como la nuestra, habría que reflexionar más y hacer más cambios para ayudar a los demás, tanto en nosotros mismos como en el entorno.

Imágenes: guidedogsvictoriaciclosfera, pixabay



La magia de las palabras
Natalia Ortiz ©

2 comentarios:

  1. La verdad es que tienes razón, las ciudades se gastan dinero en embellecerlas y asfaltarlas, pero en acondicionarlas pensando en las personas que no ven o no pueden moverse. Me parece que esta entrada demuestra la gran calidad de persona que eres, este es un tema del que se debería hablar mas.
    Un abrazo Natalia

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana. Sí, tienes razón, y además en Zaragoza con la expo hicieron muchos cambios en la ciudad. Entre ellos, volvieron a poner el tranvía, del cual quieren hacer una segunda línea pronto, e impulsaron la bicicleta creando carriles bici, que todavía están haciendo a día de hoy, y poniendo un servicio de bicicletas al que te puedes abonar, entre otros cambios y gastos. Sin embargo, estos temas están un tanto olvidados, y yo misma tampoco me he fijado en ello durante muchos años. Muchas gracias Ana, tampoco es eso :).
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Deja tu opinión para que pueda saber qué te ha parecido la entrada, si te ha gustado, si has aprendido algo, si te gustaría que hubiera más escritos de este tipo o incluso, lo que te parece el blog... Lo que quieras siempre que sea desde el respeto y la educación :)

Aprovecha para dejar tus Palabras del lector.
Gracias =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...